------- ---------------------

..

..

        

    

                                        

6 de enero de 2021

✧La Epifanía del Señor✧



Hoy 6 de enero se celebra la Fiesta de la "Epifanía", o el "Día de los Reyes Magos", que marca, cada año, el final de los 12 días de Navidad.  Es un día festivo y por caer día de semana, la Iglesia la celebró el pasado domingo3.

La fiesta de la Epifanía es probablemente la segunda más antigua y conocida después de la Pascua.  Se dice que en un principio los cristianos conmemoraban las tres epifanías en una misma fecha hasta que poco a poco pasó a conocerse más como la fiesta de los Reyes Magos.

Epifanía significa “manifestación de Cristo”.
Esta festividad litúrgica es una de las más coloridas y alegres del mundo cristiano en el que las familias conmemoran la visita de los tres reyes al pesebre de Jesús, en Belén.  La Epifanía es la presentación y ofrecimiento del Niño Dios a los pueblos gentiles, a aquellos que buscan salvarse.  Los Magos de Oriente representan a todos esos pueblos lejanos, que iban a recibir la Redención de Dios por medio de Jesucristo.

De acuerdo con un manuscrito hallado en París (a finales del siglo VII), los Reyes Magos se llamaban Gathaspa, Bithisarea y Melchior, pero en el siglo nueve se les comenzó a llamar Gaspar, Baltazar y Melchor.

Baltazar significa “Dios protege al rey”, Gaspar “administrador del tesoro” y Melchor “rey de la luz”.

Los Reyes Magos no eran magos en realidad, sino que eran hombres educados ricos e influyentes.
La palabra “magoi” viene del griego que significa “hombre sabio”.   Por otro lado, los orientales llamaban “magos” a los doctores.  San Mateo es el único que habla de ellos, pero solo explica que fueron del “oriente”.
Así, guiados por la estrella, según la tradición cristiana, llegaron a Belén un 6 de enero  para adorar al Niño Jesús nacido en Nochebuena.  Melchor, el de más edad, con cabellos y barba largos y canosos; Gaspar, de barba castaña; y Baltasar, de tez oscura.

En el libro de Mateo, se cuenta que los magos al llegar al pesebre expresaron:

-"¿Dónde está el Rey de los judíos? Hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo".

En las mismas santas escrituras se dice que "al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, postrándose, lo adoraron y abriendo sus tesoros los colocaron como ofrendas a sus pies, le ofrecieron presentes: Oro, incienso y mirra.

Pero, ¿qué significaban esos regalos?:
El oro era la riqueza como tributo al Rey, el incienso, con su aroma dulce, era para el sacerdote y la mirra para la sepultura.

Melchor, un anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa, entregó la Mirra, una sustancia rojiza aromatizada y en forma de lágrimas, común en Medio Oriente para la elaboración de perfumes; sin embargo, en aquellos tiempos era utilizada para el aceite de la santa unción, para uso santísimo y como bálsamo para la santa sepultura.  Como prediciendo lo que sucedería ofreció la mirra por que Jesús era hombre y como tal moriría joven, siendo necesaria esa resina para que su madre (María) pudiese ungir el cuerpo sin vida cuando llegase el momento del deceso.
Los usos medicinales de la mirra también pueden simbolizar el papel de Cristo como el Maestro Sanador, y su uso en los entierros puede simbolizar “la amarga copa” que Él bebería cuando sufriera por nuestros pecados.
La mirra representa para la Iglesia católica el reconocer a Jesús como el hombre mortal que ha de sufrir y derramar su sangre para "salvar a la humanidad".

Gaspar, el más joven y rubio de los tres reyes magos, procedente de Asia entregó el Incienso.  Además de su considerable valor monetario, el incienso también se usaba como perfume y fragancia de aroma dulce.  Era una preparación de resinas aromáticas usado para rituales religiosos.  En aquel entonces se quemaba en el Tabernáculo de Moisés y en el Templo de Salomón sobre el altar de oro del incienso.  Era para uso exclusivamente sagrado.
El incienso es el símbolo de Dios.  Por ese motivo obsequió al Mesías con incienso, pues El reconocía el carácter divino de Jesús como hijo de Dios,  lo que puede representar el sacerdocio del Señor y Su papel como el Cordero de Dios que se habría de sacrificar en nuestro favor.

Baltasar, un hombre de raza negra procedente de África entrega el Oro, el más preciado de los metales.  Es símbolo de realeza, dignidad, soberanía y autoridad.  Representa posición, gobierno y dominio.  El oro da seguridad, influencia e identidad al que lo posee.
Entregó el preciado oro al Niño Jesús como el símbolo de que reconocía al bebé como el nuevo Rey , un regalo adecuado para el “Rey de Reyes”.

En resumen, el oro entregado por los magos a Jesús eran un reconocimiento de su realeza; el incienso, un homenaje supremo a su divinidad y la mirra, un anuncio a sus padecimientos como redentor de la humanidad.

¡Hagámosle un regalo a Jesús! ¡Démosle nuestro corazón! 
Con toda seguridad, Él nos regalará más, porque nos entregará su amor.




Nancy Sparrow



No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----