------- ---------------------

..

..

        

    

                                        

23 de septiembre de 2021

San Pío de Pietrelcina




San Pío de Pietrelcina (más comúnmente conocido como Padre Pío), probablemente sea, después de San Francisco de Asís, el santo más popular que haya salido de la orden franciscana.

El Padre Pío, fue un humilde sacerdote italiano al que Dios eligió para, a través de él, obrar milagros extraordinarios en las vidas de innumerables personas que se acercaron a él para pedirle ayuda espiritual. 

Gracias al poder de Dios, era capaz de leer el alma de las personas, bilocarse y levitar.
Además, recibió las santas llagas de Cristo (estigmas) en su cuerpo.  El Padre Pío no pidió nada de esto, simplemente era un recipiente que Dios utilizaba para sus propósitos divinos.
Sus milagros, aún estando él en vida, se cuentan por miles y se multiplican ahora que ya goza de la vida eterna.



Algunos milagros y anécdotas en los que San Pío demuestra su gran sentido del humor

Un saludo “grande, grande”

Una hija espiritual del Padre Pío se había quedado en San Giovanni Rotondo tres semanas con el único propósito de poder confesarse con él.  Al no lograrlo, se consoló con la idea de al menos recibir la bendición que el Padre Pío solía impartir desde la ventana de su balcón.  De camino al convento iba diciendo para sus adentros:
«Quiero un saludo grande, grande, sólo para mí».

Cuando llegó se encontró con que la gente se había marchado pues el Padre había dado ya su bendición; los había saludado a todos agitando su pañuelo desde su ventana y se había retirado a descansar.  La señora no se desanimó y se arrodilló junto a un grupo de mujeres que rezaban el rosario y se dijo para sí misma:
«No importa, yo quiero un saludo grande, grande, sólo para mí».

A los pocos minutos se abrió la ventana de la celda del Padre y éste, luego de dar nuevamente su bendición, se puso a agitar una sábana a modo de saludo en vez de usar su pañuelo.  Todos se echaron a reír pensando que se había vuelto loco.  La hija espiritual del padre comenzó a llorar emocionada.  Sabía que era el saludo «grande, grande» que había pedido para sí.




Debajo del Colchón

Una señora sufría de tan terribles jaquecas que decidió poner una foto del Padre Pío debajo de su almohada con la esperanza de que el dolor desaparecería.  Después de varias semanas el dolor de cabeza persistía y muy molesta dijo esto:
«Pues mira Padre Pío, como no has querido quitarme la jaqueca te pondré debajo del colchón como castigo».

Muy enfadada, puso la fotografía del padre debajo de su colchón.  A los pocos meses fue a San Giovanni Rotondo a confesarse con el padre.  Apenas se arrodilló frente al confesionario, el padre la miró fijamente y cerró la puerta del confesionario con un soberano golpe.  La señora quedó petrificada pues no esperaba semejante reacción y no pudo articular palabra.  A los pocos minutos se abrió nuevamente la puerta del confesionario y el padre le dijo con una sonrisa de oreja a oreja:

«No te gustó ¿verdad? ¡Pues a mí tampoco me gustó que me pusieras debajo del colchón!».




Un copiloto sin viaje

El padre Eusebio Notte desempeñó durante cinco años el cargo de asistente personal del Padre Pío.  Tenía una personalidad atractiva y un gran sentido del humor, que utilizaba para animar al Santo y provocarle una sonrisa cuando estaba enfermo o agobiado.  Siempre parecía tener las palabras exactas que decirle, lo cual maravillaba a los otros capuchinos del convento.  Por las noches, cuando el padre Eusebio ayudaba al Padre Pío a acostarse, a veces bromeaba con él, diciéndole:
«Buen viaje».

Con estas palabras, hacía chanza sobre las frecuentes bilocaciones que el Padre Pío realizaba durante la noche.  En cierta ocasión, mientras el padre Eusebio deseaba las buenas noches al Santo, le dijo:
«Me gustaría que me llevaras contigo esta noche.  Déjame fijar mi cinturón al tuyo, y así volaremos juntos».

El Padre Pío, siguiendo la broma a su asistente, replicó:
«Pero, ¿y si el cinturón se afloja cuando estamos en el aire?»

Ante aquella advertencia, el padre Eusebio dijo:
«Bueno, tal vez sea mejor que me quede en el monasterio esta noche».




Una Madre en el altar

En una ocasión se le preguntó si la Santísima Virgen María estaba presente durante la Santa Misa, a lo cual él respondió:

«Sí, ella se pone a un lado, pero yo la puedo ver, qué alegría.  Ella está siempre presente. ¿Cómo podría ser que la Madre de Jesús, presente en el Calvario al pie de la cruz, que ofreció a su Hijo como víctima por la salvación de nuestras almas, no esté presente en el calvario místico del altar?».







14 de septiembre de 2021

✝Exaltación de la Santa Cruz✝




Todos los 14 de septiembre, la iglesia celebra La Exaltación de la Santa Cruz, también conocida como Triunfo de la Santa Cruz, es una fiesta religiosa de la Iglesia Católica, la Iglesia Ortodoxa y otras denominaciones cristianas.  En ella se conmemora la Cruz en la que fue crucificado Jesucristo.  La fecha de esta celebración es el 14 de septiembre, ya que ese día es el aniversario de la consagración de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén en el año 335.

En su historia, se establece que fue encontrada por Santa Elena en el siglo IV y posteriormente, el emperador Heraclio la devolvió a la Ciudad Santa un 14 de septiembre pero del año 628 luego de recuperarla de manos de los persas, que se la habían robado de Jerusalén en el año 614 y se la habían llevado a Ctesifonte.  (El rey Cosroes II de Persia, luego que invadió y conquistó Jerusalén, se llevó la Cruz poniéndola bajo los pies de su trono como signo de su desprecio por el cristianismo).

Para ello se realizó una ceremonia en la que la Cruz fue llevada en persona por el emperador a través de la ciudad.   Desde entonces, ese día quedó señalado en los calendarios litúrgicos como el de la Exaltación de la Vera Cruz  (Verdadera Cruz).


Al llegar de nuevo la Santa Cruz a Jerusalén, el emperador dispuso acompañarla en solemne procesión, se vistió con todos los lujosos ornamentos reales, y al querer salir en la procesión se dio cuenta de que no era capaz de avanzar por todas las joyas que tenía encima...

Entonces el Arzobispo de Jerusalén, Zacarías, le dijo:
- "Es que todo ese lujo de vestidos que lleva, están en desacuerdo con el aspecto humilde y doloroso de Cristo, cuando iba cargando la cruz por estas calles".

Entonces el emperador se despojó de su manto de lujo y de su corona de oro, y descalzo, empezó a recorrer así las calles y pudo seguir en la piadosa procesión.

La Santa Cruz (para evitar nuevos robos) este santo madero, tan venerado por todos, se dividió en partes y se repartió en distintos lugares.   Uno fue llevado a Roma, otro a Constantinopla, un tercero se dejó en un hermoso cofre de plata en Jerusalén.  Otro se partió en pequeñísimas astillas para repartirlas en diversas iglesias del mundo entero, que se llamaron "Veracruz" (verdadera cruz).  Una de estas pequeñas astillas se encuentra en el museo del Señor de Los Milagros, en Lima.

Nosotros recordamos con mucho cariño y veneración la Santa Cruz porque en ella murió nuestro Redentor Jesucristo, y con las cinco heridas que allí padeció, pagó Cristo nuestras inmensas deudas con Dios y nos consiguió la salvación.

En este día, el color litúrgico es el rojo.  En la época romana se solía celebrar este día como la fiesta del señor, y es de destacar que esta celebración sobresale porque se exponen las reliquias de la Santa Cruz, si existen en el templo, u otras cruces, y además se adornan con flores.



Anécdotas en la vida de los Santos

♰ A San Antonio Abad (año 300, fiesta el 17 de enero) le sucedió que el demonio lo atacaba con terribilísimas tentaciones y cuentan que un día, angustiado por tantos ataques, se le ocurrió hacerse la señal de la Cruz, y el demonio se alejó.   En adelante cada vez que le llegaban los ataques diabólicos, el santo hacía la señal de la cruz y el enemigo huía.  Y dicen que entonces empezó la costumbre de hacer la señal de la cruz para librarse de males.

♰ De una gran santa se narra que empezaron a llegarle espantosas tentaciones de tristeza.   Por todo se disgustaba.   Consultó con su director espiritual y este le dijo:
- "Si Usted no está enferma del cuerpo, ésta tristeza es una tentación del demonio".
Le recomendó la frase del libro del Eclesiástico en la S. Biblia: "La tristeza no produce ningún fruto bueno".  Y le aconsejó:
- "Cada vez que le llegue la tristeza, haga muy devotamente la señal de la cruz".
La santa empezó a notar que con la señal de la cruz se le alejaba el espíritu de tristeza.

♰ Otro hecho de lo poderoso y sagrado de este signo se mostró cuando Nuestra Señora, la Santísima Virgen María se le apareció por primera vez a Santa Bernardita en Lourdes (Año 1859), la niña al ver a la Virgen quiso hacerse la señal de la cruz.  Pero cuando llegó con los dedos frente a la cara, se le quedó paralizada la mano.   La Virgen entonces hizo Ella la señal de la cruz muy despacio desde la frente hasta el pecho, y desde el hombro izquierdo hasta el derecho. Y tan pronto como la Madre de Dios terminó de hacerse la señal de la cruz, a la niña se le soltó la mano y ya pudo hacerla ella también. Y con esto entendió que Nuestra Señora le había querido dar una lección: que es necesario santiguarnos más despacio y con más devoción.


Perlitas de Amor

♱ «Cuando hagas la señal de la Cruz, procura que esté bien hecha.  No tan de prisa y contraída, que nadie la sepa interpretar.  Una verdadera cruz, pausada, amplia, de la frente al pecho, del hombro izquierdo al derecho.  ¿No sientes cómo te abraza por entero? ... Haz por recogerte; concentra en ella tus pensamientos y tu corazón, según la vas trazando de la frente al pecho y a los hombros, y verás que te envuelve en cuerpo y alma, de ti se apodera, te consagra y santifica.

Te preguntas:  ¿Y por qué?
♱ Pues porque es signo de totalidad y signo de redención.  En la Cruz nos redimió el Señor a todos, y por la Cruz santifica hasta la última fibra del ser humano.
De ahí el hacerla:
- Al comenzar la oración, para que ordene y componga nuestro interior, reduciendo a Dios pensamientos, afectos y deseos; 
- Al terminarla, para que en nosotros perdure el don recibido de Dios; 
- En las tentaciones, para que él nos fortalezca;
- En los peligros, para que él nos defienda; y 
- En la bendición, para que, penetrando la plenitud de la vida divina en nuestra alma, fecunde cuanto hay en ella.

♱ Considera estas cosas siempre que hagas la señal de la Cruz.  Signo más sagrado que éste no lo hay. Hazlo bien, pausado, amplio, con esmero.  Entonces abrazará Él plenamente tu ser, cuerpo y alma, pensamiento y voluntad, sentido y sentimientos, actos y ocupaciones; y todo quedará en Él fortalecido, signado y consagrado por virtud de Cristo y en nombre de Dios uno y trino».

♱ Cuando puedas mira a la gente cuando pasa por frente a una iglesia...  ¿Cómo te parece esa cruz que se hacen? ¿No es cierto que más parece un garabato que una señal de la Cruz? ¿Cómo la haremos de hoy en adelante?

♱ Como recuerdo de esta fecha de la exaltación de la Santa Cruz, hagámoslo con más devoción y más despacio nuestra señal de la Cruz.

♱ La cruz es la señal de Cristo, que es Dios. Y con Dios, ¡siempre ganamos!

“¡Ante Tu Cruz, me postro, Señor, y ante Tu Santa Resurrección, te glorifico.  Que no me acostumbre a verte crucificado!”.


“O crux ave, spes unica. Hoc passionis tempore. Piis ad auge gratiam. Veniam dona reisque.”
“Salve Cruz, nuestra única esperanza. En esta época de sufrimiento concede la gracia y la misericordia a aquéllos que esperan el juicio.”


¡Viva la Santa Cruz de nuestro Señor! 
¡Viva la más Santa de los Santos!
¡Viva por siempre la Vera+Cruz!.








Señor de Los Milagros



Un día como hoy se celebró la primera Misa del Señor de los Milagros


La llegada de los esclavos negros al Perú se remonta al año 1528, pero alrededor del año 1650, los negros angolas, que trabajaban como esclavos fueron trasladados hacia la zona de Pachacamilla, lugar donde un grupo de ellos se asociaron y construyeron su cofradía en dicho lugar.  En una de las paredes de adobe de la cofradía, un esclavo negro angoleño conocido como Pedro Dalcón o “Benito”, dibujó la imagen de Cristo Crucificado sin haber tenido estudios de pintura o conocimientos sobre el tema. Simplemente lo hizo por su inmensa devoción a Cristo.

Cabe mencionar que la imagen fue hecha en una pared tosca y pintada cerca de una acequia de regadío.  No tenía un acabado perfecto, pero era la pintura que los esclavos angolas adoraban en sus ratos libres y le atribuían varios milagros.

El 13 de noviembre de 1655, cinco años después de haberse creado la cofradía, alrededor de las 14:45 horas, un fuerte terremoto azotó Lima y Callao.  El desastre natural trajo consigo el derrumbe de mansiones, casonas, templos, y dejó pérdidas humanas y numerosos damnificados.

La cofradía estaba hecha de adobe y, como era de esperarse, todas las paredes del recinto se derrumbaron menos una: aquel débil muro donde estaba pintada la imagen de Jesús en la Cruz, la pared quedó intacta, sin ningún tipo de resquebrajamiento, a pesar de ser una pared débil y sin mucha fuerza para soportar el violento movimiento telúrico.  La pintura de “Benito” quedó intacta y sin daño alguno, lo cual, constituyó el primer milagro del también conocido como Señor de los Temblores.  Debido a este suceso, la población comenzó a venerar a la imagen,  por ejemplo dicen los cronistas que todos los viernes por la noche  se cantaba allí el "Miserere" con el acompañamiento de una arpa.

Aunque la imagen intacta tras el terremoto reafirmó la creencia en el Cristo pintado, para algunas autoridades de la Iglesia Católica no fue así. El párroco de la Iglesia de San Sebastián (ubicada hoy en el Cercado de Lima), José de Mena, miró con malos ojos las reuniones que tenían los esclavos alrededor de la imagen e influyó mucho para prohibir las asambleas que tenían en la cofradía y dar la orden de borrar al Cristo.  Es así que luego el  virrey ordenó que fuera borrada.

Luego de muchos intentos fallidos, el disgusto de la población y ante la insistencia de los fieles, finalmente se decidió autorizar el culto.  Por orden del virrey Pedro Antonio Fernández de Castro, Conde de Lemos se construyó una ermita y es así que el 14 de septiembre de 1671, se celebró la primera misa en honor al Cristo Moreno, fecha en que se celebra la Exaltación de la Cruz, como una forma de desagraviar al Cristo de Pachacamilla, por las ofensas inferidas a su imagen.







12 de septiembre de 2021

🎕Dulce Nombre de María🎕




Unos días después de la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen, la Iglesia católica celebra el Santísimo Nombre de la Madre de Dios:  “María”, nombre que le fue dado por sus padres, Ana y Joaquín.

Es así que todos los 12 de septiembre se recuerda el inefable amor de la Madre de Dios hacia su santísimo Hijo...  Celebrando "El Santo Nombre de la Bienaventurada Virgen María" en este día.




HISTORIA DEL ORÍGEN DE LA FIESTA

La Festividad de hoy, el Dulce Nombre de María se instituyó a raíz de la victoria de los católicos sobre los turcos en Viena, en la montaña de Kahlenberg en Septiembre del año 1683, tras dos meses de asedio por las tropas del Imperio Otomano.

El día 14 de Agosto abrieron los turcos las trincheras por el lado de la puerta imperial y se alojaron en ella a pesar del vivo fuego que creaban los sitiados.
Prendieron fuego al palacio de la Favorita, quemaron las casas de campo de los nobles en el arrabal de Leopolstadt y pusieron soldados en todos los puntos estratégicos.
Incendiaron también la iglesia de los escoceses llegando las llamas al arsenal, donde se almacenaba la pólvora y municiones.

La ciudad estaba a punto de caer, cuando el mismo día de la Asunción, por una visible protección de la Virgen se paró como de repente el fuego, dando tiempo a sacar las municiones y la pólvora del polvorín, cosa que alentó y dio ánimos a los soldados y vecinos confiando en la poderosa protección de Nuestra Señora.

El día 12 de Septiembre Juan Sobierki, Rey de Polonia, acudió a la capilla de San Leopoldo con el príncipe Carlos de Lorena, donde los dos asistieron al Santo Sacrificio de la Misa, permaneciendo con los brazos en cruz toda la ceremonia.  Al terminar la Misa recibieron la bendición y dirigiéndose al ejército les dijo:

- "Ahora podemos adelantar bajo la protección de la Virgen con entera seguridad que no nos negará su asistencia".

Y es así que lanzándose sobre el ejército turco, estos abandonaron todo el armamento saliendo en estampida, dejando abandonado hasta el "estandarte de Mahoma" y quedando en el suelo más de cien mil hombres muertos en la pelea.

Informado el emperador Leopoldo Ignacio de la victoria mandó cantar el Te Deum, reconociendo que una victoria tan inesperada era efecto visible de la asistencia del cielo y de la protección de la Virgen.  Esta batalla marcó el comienzo del declive de Imperio Otomano en Europa.

El estandarte de Mahoma, que siempre se enarbolaba en medio del campamento otomano y junto a la tienda del Gran Visir, era de brocado de oro, fondo encarnado y bordados de letras árabes.  El asta del estandarte remataba en un pomo de cobre dorado con borlas de seda verde.  Este estandarte fue enviado a Roma y ofrecido al Papa Inocencio XI, el cual persuadido de tal singular victoria debida a la mediación de la Virgen María, ordenó que la fiesta de Su Dulcísimo Nombre se celebrase a partir de ese momento en la Iglesia universal. Desde el Pontificado de San Pío X se celebra el 12 de Septiembre y con rito de doble mayor.

Dedicada al Dulce nombre de María, esta victoria no sólo destaca el triunfo de la belleza de la Madre de Dios y la religión sobre la fealdad de la infidelidad y el paganismo, sino también la victoria de los ejércitos cristianos cuando confían en la Reina de los cielos, que preside las batallas de la Iglesia, "fuerte como un ejército armado en la batalla".

Pero vale recordar que más de siglo y medio antes de la Victoria de Viena, por los años 1513, celebraba ya esta Fiesta la Iglesia española de Cuenca (desde ahí se extendió por toda España), con aprobación de la Sede Apostólica, antes por consiguiente, de que la Orden Seráfica de San Francisco lograse igual privilegio para el Dulcísimo Nombre de Jesús, por cuya devoción tanto había trabajado.

Luego la fiesta fue retirada del calendario de la Iglesia por Annibale Bugnini, Secretario de la Comisión para la Reforma Litúrgica durante el Concilio Vaticano II, pero restaurado por el Papa San Juan Pablo II en 2002, junto con la Fiesta del Santo Nombre de Jesús.


E L NOMBRE DE MARÍA

María (aram. מרים Mariam ) es el nombre que se usa en los evangelios para referirse a la madre de Jesús de Nazaret.  Para los cristianos católicos, ortodoxos, anglicanos y otros grupos cristianos orientales, son más usadas las expresiones:
«Santísima Virgen María», «Virgen María» y «Madre de Dios».

En el Islam se usa el nombre árabe Maryam.  Sabiendo la importancia que tiene el nombre para los Israelitas, es innegable que el nombre de María le fue impuesto a la Santísima Virgen por sus padres Joaquín y Ana; muy comúnmente se admite que este nombre le fue sugerido por inspiración divina, es decir que, movidos ellos interiormente por el Espíritu Santo prefirieron este nombre a todos los demás.

Una sola mujer encontramos en el Antiguo Testamento que lleva este nombre, es la hermana de Moisés, en tiempos de Jesús aparecen muchas mujeres con el nombre de María.

Para los hebreos el nombre no era un simple apelativo, estaba íntimamente ligado a la persona, por ello usaban nombres que describirían la personalidad, el carácter, así es muy usada la expresión "su nombre será tal" cuando se quería designar una misión o carácter especial al niño por nacer.

María es un nombre conocido en el Antiguo Testamento por haber sido nombre de la hermana de Moisés y Aarón, originalmente escrito como Miryām, la versión de los Setenta lo menciona como Mariám (Mαριαμ), el cambio en la primera vocal señala tal vez la pronunciación corriente, la del arameo, que se hablaba en Palestina antes del nacimiento de Cristo.


RECORDEMOS...

- El nombre hebreo de María, en latín Domina, significa Señora o Soberana; y eso es ella en realidad por la autoridad misma de su Hijo, soberano Señor de todo el universo.

- Gocémonos en llamar a María Nuestra Señora, como llamamos a Jesús Nuestro Señor; pronunciar su nombre es afirmar su poder, implorar su ayuda y ponernos bajo su maternal protección.

- San Lucas venera como nombre bíblico de la virgen, que significa Señora de luz, pues Dios la colmó de sabiduría y luz, como astros brillantes, para iluminar los cielos y la tierra. Según la sagradas escrituras.

- María, es modelo de mujer... Mujer de oración, de pureza, de servicio, de amor, de sufrimiento, de reconciliación, de entrega a su familia, fuente de vida y promotora de paz.


¡Oh Señora mía!, ¡Oh Madre mía!, no te alejes nunca de mi ❤️!!








10 de septiembre de 2021

✽🎕 ¿Cuáles son las flores de la Santísima Virgen María? 🎕✽















8 de septiembre de 2021

🎕 Natividad de la Virgen María 🎕



 El Nacimiento de la Virgen o Natividad de María es una de las trece fiestas marianas del calendario romano general de la Iglesia católica, que la iglesia celebra todos los 8 de septiembre, nueve meses después de la dedicada a la Inmaculada Concepción que se celebra el 8 de diciembre.

Se comenzó a celebrar oficialmente con el Papa San Sergio (687 – 701 DC) al establecer que se celebraran en Roma cuatro fiestas en honor de Nuestra Señora: la Anunciación, la Asunción, la Natividad (8 de septiembre) y la Purificación.

Un escrito apócrifo del siglo II, conocido con el nombre de Protoevangelio de Santiago , nos ha transmitido los nombres de sus padres (Joaquín y Ana), que la Iglesia inscribió en el calendario litúrgico.

Se desconoce el lugar donde nació la Virgen María.  Diversas tradiciones sitúan el lugar del nacimiento de María en Galilea o, con mayor probabilidad, en la ciudad santa de Jerusalén, donde se han encontrado las ruinas de una basílica bizantina del siglo V, edificada sobre la llamada casa de Santa Ana, en un barrio vecino muy cerca la Piscina de Bethesda.  (Con razón la liturgia pone en labios de María unas frases del Antiguo Testamento: ...me establecí en Sión. En la ciudad amada me dio descanso, y en Jerusalén está mi potestad (Sir 24, 15)).  Allí hay una cripta en la iglesia de Santa Ana que se venera como el lugar en el que nació la Madre de Dios.

La Virgen María nació en medio de un profundo silencio.  Dicen que en otoño, cuando los campos duermen.  Ninguno de sus contemporáneos cayó en la cuenta de lo que estaba sucediendo.  Sólo los ángeles del cielo hicieron fiesta.

El nacimiento de la Santísima Virgen María es un anticipo y anuncio inmediato de la redención obrada por Jesucristo, (es el nacimiento de su Madre), concebida sin mancha de pecado, llena de gracia y bendita entre todas las mujeres.

La fiesta tiene la alegría de un anuncio premesiánico.  Es por eso, que esta celebración, es, "el principio de las festividades" y sirve como puerta hacia la gracia y la verdad. (decía San Andrés de Creta).
"El día de la Natividad de la Madre Dios es festividad de alegría universal, pues a través de Ella se renovó todo el género humano y la aflicción de la madre Eva se convirtió en alegría" (escribió Juan Damasceno).

Hasta que nació María, la tierra estuvo a oscuras, envuelta en las tinieblas del pecado.  Con su nacimiento surgió en el mundo la aurora de la salvación, como un presagio de la proximidad del día.

Así lo reconoce la Iglesia en la fiesta de la Natividad de Nuestra Señora:
Por tu nacimiento, Virgen Madre de Dios, anunciaste la alegría a todo el mundo: de ti nació el Sol de justicia, Cristo, Dios nuestro (Oficio de Laudes).


Es por todo eso lo que hoy es un día de celebración, es una invitación a la profunda alegría.  Toda la creación se alegra y goza con el nacimiento de María.

Hoy, con el nacimiento de María ha sido construido el santuario creado del Creador de todas las cosas, y la creación, de un mundo nuevo y más digno, queda dispuesta para hospedar en si al supremo Hacedor Cristo Jesús nuestro Señor.

Alegrándonos por este nacimiento podemos decir:

¡Feliz Cumpleaños, niña María!

Si Jesucristo, tu Hijo, será reconocido como la luz y el sol de justicia, tú serás reconocida y venerada como:

"La aurora y la estrella que anuncia el sol".









4 de septiembre de 2021

❃❀ Arte floral para la Liturgia ❀❃




Danilo Priori, gran experto y apasionado en materia floral, se graduó en el instituto italiano de decoración floral amateur, y dijo en una entrevista que el arte floral utiliza técnicas para embellecer los lugares, pero cuando esta belleza tiene que ser trasladada al lugar donde se celebra al Señor, obviamente cambia. Ya no es simplemente una decoración sino que debe ser la presencia de la belleza divina.

Cuando se le preguntó sobre la pasión por las flores puesta al servicio de Dios, el respondió explicando el significado de su servicio con estas palabras:

- Se me quedó una frase de san Juan Pablo II cuando escribió a los artistas y dijo que al utilizar la belleza en su expresión artística, y yo considero el arte floral una expresión artística, se participa en el pathos creativo de Dios. Y, por lo tanto, para mí, realizar una composición floral significa participar de esa belleza y prestar mucha atención a lo que se celebra. El florista llega y pone ahí su composición, quien lo hace como arte floral al servicio de la liturgia obviamente está atento al lugar en que se encuentra, al tipo de celebración, y sobre todo, presta atención a las lecturas que se proclaman.

El curso de arte floral para la liturgia se organiza en tres niveles: habilidades teóricas en el campo litúrgico, en el campo bíblico y habilidades técnicas para la creación de composiciones florales.

El arte floral para la liturgia: un humilde servicio El sacerdote explica que los cursos de arte floral para la liturgia nacen para preparar de manera consciente y bella los espacios litúrgicos en los que se desarrollan las celebraciones. Por eso es necesario unir a la técnica del arte floral la consciencia de la teología litúrgica.

De esta manera:
-  El saber se vuelve hacer, un humilde servicio – el del arte floral para la liturgia – que se pone a disposición de la comunidad parroquial.

- La elección del color La elección del color es fundamental para quienes quieren prosperar a nivel litúrgico – explica el sacerdote en la entrevista a TV2000 – porque la liturgia indica algunos colores, el blanco, el rojo, el violeta y el verde, según el tiempo litúrgico que se va a celebrar. Específicamente, el color mariano está asociado con el celeste. Pero es el blanco el que realmente identifica las fiestas y solemnidades marianas.

Nos explica de la siguiente manera el significado de los colores del tiempo litúrgico:

- El blanco simboliza la alegría y la pureza, está vinculado en particular a la adoración de Jesús y la Virgen y a los Oficios pascuales y navideños. Simboliza también la resurrección, el Cristo resucitado en el júbilo de la fe.

- El verde, símbolo de esperanza, constancia y escucha perseverante. Acompaña el tiempo ordinario.

- El color violeta recuerda la penitencia, la espera y el duelo. Se utiliza especialmente durante el Adviento y la Cuaresma. Las vestimentas litúrgicas moradas caracterizan las misas de difuntos, y pueden ser reemplazadas por vestiduras negras.

- El rojo simboliza la pasión de Cristo y la sangre derramada en el martirio por Él y los santos. Por eso se usan para las vestimentas litúrgicas del domingo de Ramos, el Viernes Santo, Pentecostés, y en las celebraciones dedicadas a la Pasión del Señor, en las fiestas de los Apóstoles, de los evangelistas y los santos mártires.

- El celeste se usa sobre todo para las celebraciones en honor de la Santísima Virgen María.

- El rosa, indica alegría y solemnidad por el III domingo de Adviento y el IV domingo de Cuaresma.

- El oro simboliza la realeza y puede sustituir todos los colores en cada ocasión, aunque suele utilizarse sólo en determinadas solemnidades de especial importancia.












1 de septiembre de 2021

✞ Mes de la Biblia ✞




Septiembre es un mes especial para todos los cristianos de habla hispana porque durante todo el mes celebramos el "Mes de la Biblia".

El día de la Biblia es una celebración que se hace en varios países, los cuales no coinciden necesariamente en una misma fecha, aparte de ser realizada por diferentes grupos religiosos que se relacionan con la Biblia en alguna manera, entre ellos: evangélicos, católicos romanos y ortodoxos.  En este mes recordamos dos hitos importantes vinculados con la traducción bíblica.

El día 30 de septiembre se celebra la fiesta de Jerónimo de Estridón, conocido como San Jerónimo (que falleció un 30 de septiembre del año 420) y se destaca de él el hecho de haber traducido la Biblia del griego y del hebreo al latín, a petición del papa san Dámaso I.  Esta versión es llamada “vulgata” (edición para el pueblo). El papa advirtió que la gente ya no tenía acceso al texto bíblico, fundamentalmente la Biblia de los Setenta (la traducción griega de la Biblia hebrea (Antiguo Testamento) y el Nuevo Testamento, originalmente compuesto en griego), y que, por tanto, se necesitaba trasladarlo a la lengua hablada mayoritariamente: el latín.  Esta traducción fue durante mucho tiempo, casi 15 siglos el texto bíblico oficial de la Iglesia Católica.

Luego un 28 de septiembre de 1569, el pueblo protestante de habla hispana tuvo por primera vez la Biblia completa en su idioma, traducida desde las lenguas originales (hebreo, arameo y griego) al castellano.  Esta monumental obra fue realizada por Casiodoro de Reina, ex monje católico convertido a la verdadera fe de Jesucristo. Trabajo que le costó 12 años de labor, en medio de grandes persecuciones por parte de la Inquisición española.  A esta traducción de la Biblia se la llamó “La Biblia del Oso”, desde el 28 de septiembre de 1569 (MDLXIX en números romanos).  Esta traducción, posteriormente fue revisada por Cipriano de Valera, dio origen a la famosa versión "Reina Valera"...

Este es el motivo principal por el que dedicamos todo este mes a la Palabra de Dios, centro de nuestra vida cristiana y de la evangelización.

La foto que se muestra pertenece a una edición original del final de la Biblia del Oso de 1569.


Precisamente, para subrayar la importancia de la Biblia para un cristiano, también se ha hecho célebre una expresión del mismo San Jerónimo:

“Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo” (‘Prólogo al Comentario a Isaías’).

“Ama la sagrada Escritura, y la sabiduría te amará; ámala tiernamente, y te custodiará; hónrala y recibirás sus caricias” (San Jerónimo).



- El mes de la Biblia es una celebración tanto personal como comunitaria.

- La Biblia es la Palabra de Dios que penetra nuestro ser interior trayéndonos luz, vida, nos desafía a bendecir a nuestros hermanos y a predicarla en todo lugar.

La Biblia nos habla de Cristo, ella contiene el mensaje de salvación.  Es por las Escrituras que nos encontramos con Dios y su hijo Jesucristo, llegamos a la fe y desarrollamos nuestra vida como hijos de Dios.

La Biblia es la gran obra de Dios que nos sirve para la vida.  Trayendo cada relato a la realidad, por medio de la lectura orante personal y comunitaria, nos ayuda en todos los contextos y situaciones.

La Biblia no es un simple libro de lectura, es el manual de vida de todo creyente!

- La  Biblia ha sacado a tantas almas de la oscuridad a la luz admirable de nuestro Dios soberano. 

Por todo eso y más es como mencioné al inicio "Septiembre es un mes especial que une a toda la comunidad cristiana en torno a la Biblia y su mensaje de vida".


Lo que habría que plantearnos es si procede celebrar un “mes de la Biblia” o si, más bien, habría que considerar a la Biblia como el libro de todos los meses, de toda la vida!!
Porque la Biblia es el libro que recoge la experiencia de nuestros antepasados en la fe.  Una fe que incluye alabanzas y súplicas, peticiones y lamentos, himnos y hasta blasfemias (que se lo digan, si no, a Job).

Aprovechemos este tiempo para acrecentar en su lectura y difundirla.  Recuerdo una vez en que alguien me dijo: "Conocer a alguien que no tenga una Biblia en su casa, y a alguien que la haya leído por completo, son dos cosas casi imposibles de hallar", y creo que tenía razón...



Oremos para que el Señor cubra nuestras necesidades en estos momentos tan complejos en que vivimos y para todos puedan conocer de Jesús a través de la Biblia.  Que el Señor te bendiga.




 

--------------------- -------------------------------- ----