------- ---------------------

..

..

        

    

                                        

21 de septiembre de 2020

Saluditos (210)





19 de septiembre de 2020

Frases de Aliento (313)






15 de septiembre de 2020

♱Nuestra Señora de los Dolores♱


El Papa Pío VII fijó la fiesta de nuestra Señora de los Dolores para el 15 de septiembre, un día después de la Exaltación de la Cruz.

Nuestra Señora de los Dolores o Mater Dolorosa, es el título dado a la Santísima Virgen María en referencia a los sufrimientos que ella soportó como la Madre de Jesús. 

Es la más universal de todas las advocaciones Marianas, pues no está vinculada a una aparición, sino que recuerda los dolores que sufrió la Madre de Jesús.

También es conocida como Virgen de la Amargura, Virgen de la Piedad, Virgen de las Angustias o La Dolorosa.

La iglesia nos exhorta a entregarnos sin reserva al amor de María y llevar con paciencia nuestra Cruz acompañados de la Madre Dolorosa.










14 de septiembre de 2020

✝Exaltación de la Santa Cruz✝



Por siglos, la cruz ha sido el símbolo radical y universal para los cristianos.  El 14 de Septiembre, la Iglesia festeja el Triunfo de La Santa Cruz cuando conmemoramos la cruz en la cual Jesús fue crucificado.

El origen de este festejo se remonta  hacia el año 320 en la época del emperador Constantino durante los inicios del cuarto siglo.  De acuerdo a nuestra tradición,  la Emperatriz Elena de Constantinopla, madre de Constantino, (Santa Elena) descubrió la verdadera cruz, la cruz en que murió Nuestro Señor Jesucristo.  La Emperatriz y su hijo Constantino hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en el que guardaron la reliquia.

Años después, el rey Cosroes II de Persia, en el 614 invadió y conquistó Jerusalén y se llevó la Cruz poniéndola bajo los pies de su trono como signo de su desprecio por el cristianismo.   Pero en el año 628 el emperador Heraclio logró derrotarlo y recuperó la Cruz y la llevó de nuevo a Jerusalén el 14 de septiembre de ese mismo año.

Desde entonces, los cristianos hemos venerado la cruz en el aniversario de la dedicación de la basílica.

Para evitar nuevos robos, el Santo Madero fue dividido en varios pedazos y repartidos a Roma y Constantinopla, mientras que un tercero se quedó en Jerusalén en un hermoso cofre de plata.  Otro se partió en pequeñas astillas para ser repartidas en diversas iglesias del mundo, las cuales fueron llamadas “Veracruz” (verdadera cruz).

La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús.  No era necesaria.  Jesús la ha querido para mostrarnos su amor y su solidaridad con el dolor humano.  Para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor.



Santa Cruz de Jesucristo
vierte sobre mí todo bien,
aparta de mi todo mal
tened piedad sobre mi
por todos los siglos de los siglos
Amén.







12 de septiembre de 2020

Santo Nombre de María


12 de septiembre
El nombre de María, traducido del hebreo "Miriam", significa, Doncella, Señora, Princesa.

Estrella del Mar, feliz Puerta del cielo, como canta el himno Ave maris stella. El nombre de María está relacionado con el mar pues las tres letras de mar guardan semejanza fonética con María.

También tiene relación con "mirra", que proviene de un idioma semita.  La mirra es una hierba de África que produce incienso y perfume.

Los Magos regalan mirra a María como ofrenda de adoración.  "Y entrando a la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, lo adoraron y abriendo sus cofres, le ofrecieron oro, incienso y mirra".

La mirra, como María, es el símbolo de la unión de los hombres con Dios, que se hace en el seno de María.   María es pues, el centro de unión de Dios con los hombres.

Los lingüistas y los biblistas desentrañan las raíces de un nombre tan hermoso como María, que ya llevaba la hermana de Moisés, y muy común en Israel.  Y que para los filólogos significa hermosa, señora, princesa, excelsa, calificativos todos bellos y sugerentes.

En la Historia de la Salvación es Dios quien impone o cambia el nombre a los personajes a quienes destina a una misión importante.   A Simón, Jesús le dice: "Tú te llamas Simón.   En adelante te llamarás Kefá, Pedro, piedra, roca, porque sobre esta roca edificaré mi Iglesia".

María venía al mundo con la misión más alta, ser Madre de Dios, y, sin embargo, no le cambia el nombre.  Se llamará, simplemente, MARÍA, el nombre que tenía, y cumple todos esos significados, pues como Reina y Señora la llamarán todas las generaciones.

María, joven, mujer, virgen, ciudadana de su pueblo, esposa y madre, esclava del Señor.  Dulce mujer que recibe a su niño en las condiciones más pobres, pero que con su calor lo envuelve en pañales y lo acuna.  María valiente que no teme huir a Egipto para salvar a su hijo.  Compañera del camino, firme en interceder ante su hijo cuando ve el apuro de los novios en Caná, mujer fuerte con el corazón traspasado por la espada del dolor de la Cruz de su Hijo y recibiendo en sus brazos su Cuerpo muerto.

María sostén de la Iglesia en sus primeros pasos con su maternidad abierta a toda la humanidad.

María, humana, decidida y generosa, fiel y amiga, fuerte y confiada.

María, Inmaculada, Madre, Estrella de la Evangelización.







9 de septiembre de 2020

Poema (La más bella Niña...)


La más bella niña
De nuestro lugar,
Hoy viuda y sola
Y ayer por casar,
Viendo que sus ojos
A la guerra van,
A su madre dice,
Que escucha su mal:

Dejadme llorar
Orillas del mar.

Pues me distes, madre,
En tan tierna edad
Tan corto el placer,
Tan largo el pesar,
Y me cautivastes
De quien hoy se va
Y lleva las llaves
De mi libertad,

Dejadme llorar
Orillas del mar.

En llorar conviertan
Mis ojos, de hoy más,
El sabroso oficio
Del dulce mirar,
Pues que no se pueden
Mejor ocupar,
Yéndose a la guerra
Quien era mi paz,

Dejadme llorar
Orillas del mar.

Váyanse las noches,
Pues ido se han
Los ojos que hacían
Los míos velar;
Váyanse, y no vean
Tanta soledad,
Después que en mi lecho
Sobra la mitad.

Dejadme llorar
Orillas del mar.

Luis de Góngora y Argote



7 de septiembre de 2020

Natividad de la Santísima Virgen María



El 8 de septiembre de cada año, la Iglesia celebra la fiesta de la Natividad de María, día del nacimiento de la Virgen, madre de Nuestro Señor Jesucristo.

Desde el momento de su Concepción, Dios Nuestro Señor ya tenía encomendada la misión de la Virgen en la tierra, de ser la portadora de Jesucristo, el Salvador.  El nacimiento de la Virgen es una alegría para todos los católicos, pues gracias a María Santísima recibimos la Salvación.

El nacimiento de María Santísima trae al mundo el anuncio jubiloso de una buena nueva: la madre del Salvador ya está entre nosotros.  Es el amanecer que anuncia nuestra salvación, el inicio histórico de la obra de la Redención.

¡¡Feliz Cumpleaños Niñita María!!







6 de septiembre de 2020

Oración de las Madres por la Fe de los Hijos


Padre y Señor nuestro, fuente de toda vida, somos madres cristianas.  Con tu bendición y la cooperación de nuestros maridos, hemos concebido para esta vida temporal a nuestros hijos.  Pero nuestra misión no termina con el nacimiento de los hijos: queremos también concebirlos para la vida eterna.

  • Para lograrlo, insistimos con igual devoción y constancia que santa Mónica en estas peticiones, repitiendo esta súplica:  ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, como santa Mónica, guiemos a nuestros hijos hacia ti con nuestra propia vida, más decididamente cristiana cada día.  ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que nos esmeremos en lograr la plena cooperación de nuestros esposos en sembrar y consolidar la fe de los hijos.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, como santa Mónica, tratemos bien a nuestros hijos, y procedamos en todas las circunstancias con dulce serenidad, autoridad y amor.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que estemos pendientes de la evolución del carácter de nuestros hijos, y atentas a los diversos ambientes en que se desenvuelve su vida.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que de tal modo comuniquemos la fe a nuestros hijos, que ellos se preocupen de vivirla y transmitirla a los demás.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, si brotara en alguno de nuestros hijos o hijas el germen de una consagración religiosa o sacerdotal, seamos generosas colaboradoras de su vocación.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que transmitamos a nuestros hijos el conocimiento y amor a la diócesis y a la parroquia en que vivimos, y les enseñemos a colaborar con ellas.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, si algún hijo nuestro se desvía del buen camino, los padres sepamos cercarlo de amor, oraciones y consejos, hasta conseguir su retorno a la fe y a la práctica religiosa.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, en el trato con otras madres, nos interesemos por sus necesidades, despertemos en ellas su responsabilidad cristiana y logremos integrarlas a la vida de la parroquia y de la Iglesia.   ¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!




3 de septiembre de 2020

Saluditos (209)




31 de agosto de 2020

Bienvenido Septiembre






 

--------------------- -------------------------------- ----