------- ---------------------

..

..

        

    

                                        

12 de mayo de 2020

¡Oh Dios!



Oh Dios que padeciste clavado en un madero
por tu cruz y tus llagas y tu santa pasión
Bendice a los que marchan por abruptos senderos.
Señor, por los que sufren elevo mi oración.
Bendice a los que sufren por que son despreciados,
bendice a los que sufren por carecer de amor.
Bendice a los que siguen caminos extraviados,
y los que llevan mansos la cruz de su dolor.
Bendice al huerfanito de rostro sin colores
y ojos enrojecidos, cansados de llorar…
Manda sobre su senda una lluvia de flores
porque las flores tienen el don de consolar.
Bendice a los que sufren y tienen esperanza
porque alguien les ha dicho de tu suma bondad
y una gloria vislumbran allá en lontananza
porque hablar han oído de tu insigne piedad.
Bendice a los que sufren y nadie los consuela
porque nadie comprende su amargo padecer.

En el mundo no cantan su eterna cantinela
más que aquellos que libran la copa del placer.
Señor, por los que lloran . . . Señor por los que sufren
dales cabida a todos en tu costado abierto
que caiga sobre ellos el amor que redime,
Bendice a los que encuentran su camino desierto.
Desierto de ternuras, de música, de amores,
Desierto de perfumes sin dicha, sin placeres.
Bendice a los que nunca jamás vieron las flores
y se están marchitando de tanto padecer.
Señor, por tus llagas;
Señor, por tus espinas, por tu santa, sagrada, dolorosa pasión.
A los mansos bendice, y bendice a los tristes
Por ellos yo te elevo esta pobre oración
d/a



No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----