------- ---------------------

..

..

        

                                        

6 de diciembre de 2011

El primer regalo de navidad

Sara es una niña de 5 años, alegre y risueña, le encanta jugar y preparar fiestas. Tiene muchos amigos en el cole y siempre ayuda a sus compañeros a preparar su fiesta de cumpleaños. Ahora está de vacaciones porque es Navidad, como no ve a sus amigos esta algo aburrida y no sabe a que jugar.

Esta Navidad va a ser especial porque es la primera Navidad en la que son uno más en la familia. La mamá de Sara había tenido un bebe seis meses antes, un niño precioso al que habían llamado Juan.

Juan es muy pequeñito y necesita continuamente la atención de mamá; Juan llora porque tiene hambre y mamá le da de comer, llora porque tiene frío y mamá le abriga, llora porque tiene pis o caca en el pañal y mamá se lo cambia, llora porque le duele algo y mamá le consuela con abrazos y mimos. Mamá pasa largos ratos con Juan y Sara mira como su mamá apenas le dedica tiempo a ella.

Además la abuela esta todo el tiempo cantando cancioncillas al bebe, meciendo su cuna, poniendo caras raras para que se ria…

-¡ufff...! Vaya aburrimiento, si parece que estoy sola en casa, nadie me presta atención, pensaba Sara una y otra vez...

Al llegar la tarde llega papá del trabajo, Sara corre a saludarlo.

Papá le da un beso y un fuerte abrazo a Sara y le pregunta ¿Qué tal se a portado Juan hoy?

-¡ufff...! ¡Otra vez Juan! ¡es que todo el mundo piensa en él!

Esta noche es Noche Buena, y Sara está arreglando el árbol para que Papá Noel le traiga muchos regalos. Después de Cenar y despedirse de Papa, Mamá yla Abuela, Sara se va a dormir.

A la mañana siguiente bajo el árbol hay 4 regalos, Sara corre ilusionada a abrirlos... Abre el primer regalo...

-Pero ¿esto qué es? ¡Un sonajero!

-Es para Juan dice Mamá…

Sara abre el segundo regalo; ¡un osito de peluche! ¡Que bonito!

-Es para Juan dice la abuela… ¡Vaya otro regalo para Juan! Se queja Sara enfadada.

Sara abre el tercer regalo. ¡Una marioneta!

-¡Si, dice papá, esta es para ti, con ella podrás contarle cuentos a Juan!

Sara se estaba enfadando mucho, ¿por qué todo el mundo se acuerda de Juan?

Aún quedaba un regalo por abrir, Sara lo cogió con las dos manos y lo miro, no sabía si abrirlo o dejárselo directamente a Juan...

-Mamá ¿De quién es este regalo? Dijo Sara antes de abrirlo...

-Es para ti hija, ¡ábrelo!

-Pero ¿para mi sola o es también para Juan?

-¡¡Este regalo es solo para ti!!

Sara se puso muy contenta, ¡por fin un regalo solo para mi! Lo abrió muy rápido. Era un libro muy gordo. Sara se quedó parada, no entendía porque le habían regalado un libro tan gordo si apenas sabía leer… Mamá, ¿porque me ha dejado Papá Noel un libro tan gordo? Ven Cariño, vamos a verlo juntas.

Sara se sentó con su mamá en el sillón y pusieron el libro sobre sus rodillas. Abrieron la primera página, había unas letras que Sara no entendía...

-¿mamá que pone aquí?

-Para mi mayor tesoro, la ilusión de mi vida, para que recuerde siempre los días más felices que jamás he tenido.

Sara quedó con la boca abierta, -¡Que bonito mami! ¡Vamos a ver más! Pasaron la siguiente hoja; había fotos de mamá y papá, ¡Ven rápido papá! ¡Tienes que ver estas fotos! ¡Mamá tiene la tripa muy grande!, Papá se sentó con ellas y pasaron las páginas; fueron viendo fotos de un bebe precioso, comiendo, durmiendo, jugando, riendo, en el baño, con la abuela, con mamá, con papá…

-Pero este bebe... ¡¡No es Juan...!! –Dijo Sara.

-No, Sara. –Dijo mamá. - Este bebe eres tú.

-¡Yo, pero si soy muy pequeña!

-Si, - dijo Papá- igual que Juan, tu también has sido un bebe precioso, llorabas a gritos cuando tenías hambre, tan alto que venía la vecina por si te pasaba algo… Te gustaba mucho bañarte, patalear en la bañera y sacar toda el agua fuera- dijo mamá…

-Y tu canción preferida era la nana que ahora le canto a Juan, dijo la abuela.

Entonces los ojos de Sara se llenaron de lágrimas...

-Mamá, ¿de verdad que soy tu mayor tesoro?

-Claro que si hija, eres lo mejor que me ha pasado...

-¿Y Juan? –Preguntó Sara.

-¡Juan es tu hermano!, es un regalo de Dios.

Sara fue corriendo al nacimiento y lo miro muy despacio...

-Mamá, Jesús también es un bebe...

-Si -dijo mamá-, Jesús fue el primer regalo de Navidad.

-¡Entonces Juan, es mi regalo de Navidad!

-Si -dijo mamá-, con él podrás jugar siempre, preparar fiestas, leer cuentos y compartir todos los juguetes.

-¡Si! -dijo Sara muy contenta-, lo primero que voy a hacer es preparar un libro como este para Juan, así él tendrá su propio libro y sabes ¿qué es lo mejor?

-¿Qué? -dijo papá-.

-Que yo también voy a salir en él.

Desde aquel momento Sara jamás volvió a estar triste y siempre que organizaba algún juego o fiesta, con el primero con el que contaba era con su hermano Juan, el mejor regalo dela Navidad.

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----