------- ---------------------

..

..

        

                                        

24 de agosto de 2012

Entre mariposas y murciélagos

Esteban era un chico ejemplar, de aquellos chicos que muchos llamarían el ejemplo del barrio.

Esteban todos los días saludaba a sus vecinos, llegaba temprano a su casa, era un hijo obediente con su madre y siempre era el primero en llegar a la iglesia y servia en la misma como ujier…

Una vez cuando Esteban regresaba del colegio, en el camino conoció a una linda muchacha, la atracción que sintió por ella cuando la vio, lo dejo estático… no podía ni hablar, nunca en su vida el había Sentido algo así….

Comenzó a sentir mariposas en el estomago y llego a su casa con una sonrisa tan Grande que no cabía por la puerta…

Esteban vivía en su mundo perfecto, vivía en un jardín rodeado de mariposas de colores… las mariposas eran sus amigos, vecinos y familiares que siempre hablaban bien de el… todos lo admiraban por su buen comportamiento.

Esteban comenzó a salir con aquella chica, ella era un chica totalmente opuesta a Esteban, se comportaba de una forma que escandalizaba a los vecinos y para muchos de los que vivían en aquel barrio esa chica era la oveja negra de la comunidad, simplemente por ser y comportarse como ella era, sin mascara alguna.

Con el tiempo se hicieron novios, y el perfecto Esteban dejo de ser tan perfecto para la comunidad solo porque andaba con la chica diferente.

Esteban le preguntaba a sus vecinos que porque habían cambiado tanto con el, algunos ya ni lo saludaban simplemente porque cambio su forma de vestir, ya no vestía de blanco sino de negro y para muchos de sus vecinos el vestir de negro era pecado… como si el mismo Dios no hubiera creado el color negro.

El corazón de Esteban se cargo contra la pequeña sociedad en la que vivía, y su corazón comenzó a sentir odio por algunos de sus amigos y vecinos al sentirse juzgado por aquellos que algún día dijeron amarlo y ser sus amigos por siempre.

En resumen, su jardín de mariposas había perdido su color, las mariposas ahora en su perspectiva eran murciélagos que lo atacaban, y el tenia que responderles a sus agresiones.

Su novia, la chica de negro al ver que Esteban planeaba vengarse de aquellos que lo juzgaban tanto solo por su apariencia le dijo:

-Mi amor, no le prestes atención a aquellos que juzgan por la apariencia, por fuera parecen lindas mariposas de colores que iluminan la vida de los demás con sonrisas y palabras de aliento. Pero por dentro no son más que murciélagos que destruyen lo que es diferente a ellos …

Mírame, para muchos de ellos yo soy un murciélago que se viste de negro, pero para Dios, soy una mariposa que todos los días busca su presencia sin fanfarronear por ello.

Gracias a mi forma de ser, te fijaste en mi… Dios permitió que me amaras como soy, con mis defectos y virtudes… y evitó que pasara lo que a muchos que se casan con una mariposa que al final termina siendo un murciélago.

Nunca dejes de ser tu mismo, nunca dejes de buscar la presencia de Dios… y por nada del mundo permitas que tu corazón de mariposa se convierta en un murciélago de odio.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de el mana la vida.

Recuerda que Dios no se fija en la apariencia ni en la palabrería, Dios mira el corazón y a su tiempo le da a cada quien lo que se merece.

Las personas siempre van a buscar que tu seas como ellas, que te parezcas a ellas, pero al final de cuentas, es solo su egocentrismo que busca que los demás vivan conforme ellos y su forma de pensar.

Busca siempre la presencia de Dios, aunque los demás por tus errores te vean como un murciélago… es mejor ser un murciélago que camina en la verdad y no una mariposa mentirosa…
nbas

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----