------- ---------------------

..

..

        

                                        

26 de noviembre de 2009

La Corona de Adviento



La corona de adviento se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas.

Tiene forma de círculo para recordarnos que Dios no tiene principio ni fin, reflejando su unidad y eternidad. Nos ayuda también a pensar en los miles de años de espera desde Adán hasta Jesucristo y en la segunda y definitiva venida; nos concientiza que de Dios venimos y a Él vamos a regresar.

El follaje verde perenne (que puede ser de ramas de pino) representan que Jesucristo está vivo entre nosotros, además su verde color nos recuerda la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante el Adviento.

El follaje verde va enredado por un listón rojo, que simboliza el amor de Dios que nos envuelve constantemente.

Las cuatro velas representan los cuatro domingos de Adviento. La primera, segunda y cuarta vela que se encienden son de color morado. El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada del niño Jesús. El tercer domingo se enciende la vela rosada. Este color representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.

El día de Navidad las velas moradas son substituidas por otras de color rojo que simboliza el espíritu festivo de la reunión familiar. En algunos, todas las velas se substituyen por velas rojas y en el centro se coloca una vela blanca simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

La luz de las velas simboliza la luz de Cristo que desde pequeñas buscamos y que nos permite ver, tanto el mundo como nuestro interior.

Cuatro domingos antes de la Navidad se prende la primera vela. Cada domingo se enciende una vela más. El hecho de ir prendiendo semana tras semana las cuatro velas de esta corona, debe ser un reflejo de nuestra preparación para recibir al Señor Jesús en Navidad, La luz de las velas nos recuerdan que Jesús es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas, de la misma forma que conforme se acerca la llegada de Jesucristo que es luz para nuestra vida se debe ir esfumando el reinado del pecado sobre la tierra.

Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos en las misas de adviento y también es recomendable hacerlo en casa, por ejemplo antes o después de la cena cuando toda la familia esta reunida.

La luz de la vela blanca que se enciende durante la Noche Buena y nos recuerda que Jesucristo es la Luz del mundo. El brillo de la luz de esa vela blanca en Navidad nos recuerda como en la plenitud de los tiempos se cumple el "Advenimiento del Señor".

Si no tenemos velas de esos colores aun se puede hacer la corona ya que lo mas importante es el significado: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo. La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.





No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----