------- ---------------------

..

..

        

                                        

17 de abril de 2009

Descansar la mente y el cuerpo

Existe una medicina milagrosa que puede salvar vidas, una medicina que no viene en un frasco, muy pocos médicos la prescriben y no la encontrará en ninguna farmacia. No sólo contribuye a curar muchas enfermedades, sino que también es imprescindible para conservar la salud.
.
Se trata de una medicina sencilla, asequible para todo el mundo en cualquier momento: la risa.
.
La risa es una medicina que le ayudará a sobreponerse a cualquier enfermedad y conservar la salud. Es en los momentos de estrés cuando más necesitamos reírnos; en estos casos basta con buscar el lado cómico de la situación.
.
Lo que nos depara la vida depende en gran medida de lo que estamos buscando. Si buscas magia, llevarás una vida mágica; si buscas desastres, tendrás una vida llena de desastres; pero si buscas risa, llevarás una vida alegre y sana. ¿Por qué esperar para reírse de las experiencias? ¿Por qué no ver el lado gracioso de la vida en su momento? La vida es un drama, pero podemos convertirla en una tragedia: está en nuestras manos decidirlo.
.
El descanso rejuvenece el cuerpo, la mente y el espíritu. Nunca puedes alcanzar una salud plena sin reposar el cuerpo y la mente. Todos los seres vivos del mundo, las personas, los animales, incluso la tierra, requieren descanso, es parte del plan de la naturaleza. Todas las criaturas del reino animal y vegetal descansan en el momento apropiado. Sin embargo, los seres humanos pensamos a menudo que podemos prescindir de él. Atravesamos la vida a un ritmo frenético sin tomarnos el tiempo para aminorar el paso y mucho menos para pararnos y descansar.
.
No tenemos tiempo para contemplar la luminosa puesta del sol de una tarde de verano, ni para oler el dulce aroma de la flor del cerezo en primavera, ni para escuchar el canto melodioso de los pájaros. Lo primero que hay que hacer es aprender a descansar la mente. Cada día necesitamos tomarnos un tiempo para hacer una pausa, reflexionar, meditar y relajarnos. La mayoría de las personas se preocupan por cosas mínimas, a menudo triviales y eso agota sus fuerzas y les impide el descanso.
.
Dejar de preocuparse y desarrollar una actitud serena es muy simple: deje de preocuparse por las cosas sin importancia y recuerde que la mayoría de las cosas de la vida son poco importantes. Hay que tomarse la vida menos en serio. Para descansar nuestra mente debemos aprender a vivir día a día. Debemos aprender a vivir en presente. No podemos descansar si nos detenemos continuamente en el pasado y el futuro.
.
Debemos dedicar un día de la semana al descanso. Un día para dedicarse a la familia, a despejar la tensión acumulada y a relajarse. Quizás Dios nos concediera un día sabático para recordarnos que necesitamos tiempo para detenernos, meditar y sosegarnos. Un santuario donde podamos estar en paz con nosotros mismos y el mundo.
.

Adam Jackson


No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----