------- ---------------------

..

..

        

                                        

25 de septiembre de 2013

El Cedro

Uno de los árboles plantado en la casa de Dios que florece, es el cedro.  Algunas de las características de este maravilloso árbol son las siguientes:

-       Se reproduce por semillas frescas, al aire libre y en tierra ligera.
-       Es un árbol longevo y resistente a la decadencia, es alto.
-       Su madera lustrada casi indestructible y muy fragante, repele toda clase de insectos y de serpientes.
-       Su aceite con grandes propiedades antisépticas a nivel de vías respiratorias, bronquitis, sinusitis, gripe y catarros, entre otras.

Este árbol, también tiene mucho que enseñarnos a ti y a mí como hijos que estamos caminando hacia la madurez espiritual, con la visión de que el carácter de Cristo sea desarrollado en nuestra vida.  Ahora bien, cómo podemos comprender todas estas características y aplicarlas de manera personal.  Bien sencillo.

Nuestra vida tiene que asemejarse a la del cedro: Tú y yo cada vez que recibimos las semillas frescas de su Palabra y nuestro corazón es un terreno ligero de cargas y de emociones o pensamientos contrarios a Dios, cuando nos exponemos al aire, al viento de su Santo Espíritu, somos limpios, depurados, entonces podemos reproducir el carácter del Reino, el carácter de Cristo. El cedro es un árbol longevo, y resistente a la decadencia. Cuando nosotros nos renovamos constantemente, cuando entendemos que la vida del cristiano es una vida de honra constante, de perdón, de valores, no envejeceremos espiritualmente, cuando nos paramos en la brecha, por encima de todo lo que el  mundo, el pecado dicen, estamos siendo esos cedros altos que se resisten a la decadencia.
La madera del cedro es casi indestructible, es muy fragante y lustrada.  Nuestra vida será intocable e indestructible para el enemigo y sus huestes (serpiente y insectos) si dejamos que  el poder del Espíritu Santo en nuestra vida, nos lustre, nos dé brillo y sobre todo, que el dulce Nombre de Jesús nos llene de su exquisita fragancia; solo entonces, seremos agentes de cambio donde quiera que nos movamos, en lo que sea que hagamos; seremos esos antisépticos; personas que cancelan, que aniquilan la contaminación, la corrupción.  Plantados en la casa de Jehová,  en su presencia, intercederemos por otros, oraremos porque la justicia de Dios se establezca en este mundo.
El cedro nos habla de la dignidad de los hijos de Dios, de su nobleza que sobrepasa por su estatura
Bendito Dios que creó estos árboles, que nos compara con ellos para enseñarnos todo lo bueno y maravilloso que quiere darnos y hacer con nosotros y por nosotros.
El cedro nos habla de la dignidad de los hijos de Dios, de su nobleza que sobrepasa por su estatura, los estándares de valores, de principios y cualquier tipo de pensamiento porque somos llamados a ser gente extraordinaria.

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----