------- ---------------------

..

..

        

                                        

29 de septiembre de 2012

El poder es efímero

En muchas ocasiones he tenido la oportunidad de ver en quienes me rodean que el Poder es efímero.

He tenido muchos jefes del tipo "ogro", todos le temen, todos salen corriendo a cumplir sus exigencias, muchos le odian, pero una vez que dejan de ser jefes, los he visto como mansos corderos, tratando de hacerse amigo de todos aquellos que lo odiaban, tratando de enmendar los errores e injusticias cometidas con buena gente trabajadora.

Muchas personas, una vez tienen poder, una vez ocupan un cargo donde tienen poder, se transforman en otra persona, hay un dicho que reza:

"Dale poder a un hombre y lo conocerás"

Hay muchos policías que se sienten con poder, los empleados de atención al público se sienten con el poder sobre las vidas de los clientes que los buscan, poder para despedir, poder para contratar, poder para hacer el bien, poder para hacer el mal, poder para salvar al mundo, poder para destruirlo.

Lo que sí es cierto es que el poder es efímero, no va a durar toda la vida, en una oportunidad le tocó tomar jubilación a un alto funcionario que conocí, una vez jubilado le tocó ir a un banco cerca del lugar donde fué jefe, para mí fue impresionante ver como todos los que habían sido sus empleados al verlo entrar se voltearon para no verlo, nadie le habló y recibía miradas de desprecio.

¿Qué esperaba?, eso es lo que sembró y así acabaría su triste vida, lleno de posesiones pero vacío del cariño de la gente.

Cuando tengamos poder, no dejemos que se nos suba a la cabeza y que nos convierta en otro ser, seamos las mismas personas de siempre...

Acuérdense que el poder no dura toda la vida... Acuérdense que no somos ni nuestras posesiones ni nuestro cargo laboral, porque todo eso se acaba esfumando y sólo nos quedará la esencia de nuestro ser...
nbas

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----