------- ---------------------

..

..

        

    

                                                

30 de septiembre de 2012

Feliz Semana

Vida

Ya perdoné errores casi imperdonables. Trate de sustituir personas insustituibles, de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas, mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.  Ya me reí cuando no podía. Ya hice amigos eternos. Ya amé y fui amada pero también fui rechazada. Ya fui amada y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad. Ya viví de amor e hice juramentos eternos, pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos. Ya llamé sólo para escuchar una voz.

Ya me enamoré por una sonrisa. Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y…

Tuve miedo de perder a alguien especial (y termine perdiéndolo) ¡¡ pero sobreviví!!- ¡¡Y todavía vivo!! No paso por la vida.

Y tú tampoco deberías sólo pasar… VIVE!!!

Bueno es ir a la lucha con determinación abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía, por que el mundo pertenece a quien se atreve y la vida es mucho más para ser insignificante.
nbas

Gotitas de sabiduría

* La mujer fue creada de la costilla del hombre; no de su cabeza para superarlo, ni de sus pies para pisotearlo. Fue hecha de su costado para ser igual, debajo de su brazo para ser protegida, y, muy cerca de su corazón para ser amada.

* Siembra un pensamiento –dice Toth– y segarás un deseo, siembra un deseo y recogerás una acción, siembra una acción y cosecharás una costumbre, siembra una costumbre y segarás el carácter.

* Las nubes sólo duran un momento, y el Sol es para toda la vida.

* No pidas una carga ligera, pide unas espaldas fuertes.

* Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.

* El joven conoce las reglas pero el viejo las excepciones.

* El éxito es la realización progresiva de un sueño.

* Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución.

* Aprende a ver con el corazón, pues lo esencial es invisible para los ojos.

* Pedir perdón es de hombres inteligentes. Perdonar es de sabios.

* Encontraremos un camino; y si no, lo crearemos. (Anibal)

* Se puede matar al soñador , pero no al sueño” (David Abernathy).

* Quien no haya sufrido lo que yo, que no me de consejos. (Sófocles)

Te sientes sola(o)

“Si te sientes sol@ y tu soledad te duele, no preguntes a los otros porqué te abandonaron. Pregúntate a ti mism@ a quién ofreces tu compañía, tu amistad, tu cercanía…

No corras tras los otros para encontrarlos, atraparlos y tenerlos; sal al encuentro con actitud de entrega y déjate encontrar.

Porque en el país del amor recibe más el que ofrece que el que pide.

Y pregúntate a ti mism@ porqué te dejas sol@.

Porque la soledad más cruel y dolorosa no la sufres cuando estás sin los otros sino cuando no te encuentras contigo mism@.”
nbas

29 de septiembre de 2012

Feliz fin de semana

Amar a una persona

Amar a una persona es estar al pendiente de ella siempre, cuidarla, respetarla.

Cuando hay un problema, es dejar el orgullo a un lado y buscar la manera de solucionarlo, jamás se busca hacerle daño, ni provocarle celos de ninguna manera.

Amar a alguien no es depender de ella y hacerla toda tu vida, porque algún día esa persona abandonara este mundo. Es poder vivir con o sin ella a pesar de todo.

Amar a a alguien es orar por ella.

Amar a alguien es luchar juntos, nunca por separado.

Amar a alguien es buscar su bien antes que el tuyo, cuando se quiere no existe el egoísmo.

Amar a alguien es jamás poder enojarte con esa persona y desearle mal o abandonarla.

Amar a alguien es dar libertad pero jamás se abusa de ese privilegio.

Amar a alguien es ser fiel y jamás traicionar su confianza, aun cuan pequeño sea el motivo.

Amar a alguien es estar pendiente de los detalles, los más pequeños y poco obvios son los que realmente importan.

Amar es compromiso. Es de los que jamás se quieren romper.

El amor cuando es real jamás se extingue. Todos creen que saben amar, pero no, pues si todos supieran no hubiera corazones rotos y problemas tontos a cada segundo. No se trata de mucha madures es solo sentido común, pero pocos lo ponen en practica porque es más cómodo "pedir perdón".

Jamás habrá un amor perfecto como el de Dios, pero cuando un humano se pone en contacto con Él se aprende a amar como es debido.

Decir "te amo" no es una frasecita que se deba decir a lo tonto, pero ya vemos que hasta muchachos de 13, 14 años, andan muy enamorados y diciéndose "te amo, te amo", cuando no saben ni la mitad de lo que significan esas palabras, si los adultos batallan para comprender, cuanto mas unos adolescentes.

Jugar a amar es peligroso, cuesta muchos corazones rotos y vidas heridas que a veces jamás se pueden sanar.
nbas

Siempre debemos dar ejemplo

Cuentan que un padre de familia fue a un parque de diversiones con sus dos hijos, uno de tres años de edad y otro de 6 años. La entrada valía cinco dólares para niños menores de 5 años y diez para los mayores de 5 años.

Cuando se acercó a la entrada, el boletero le preguntó la edad de los niños.

El hombre respondió:

-“Tres y seis años”.

El boletero le replicó:

-Usted es un tonto?. Me ha podido decir que tiene tres y cinco años y pagar sólo la tarifa de cinco dólares. Ahora que me dijo la verdadera edad de sus hijos, tendré que cobrarle más. Acaso alguien se habría dado cuenta?.

El padre le respondió:

-“Sí, mis hijos”.

*********

*El justo que camina en su integridad, Bienaventurados serán sus hijos después de él.(Proverbios 20:7)

* Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.(Juan 13:15)

La valentía de hablar de Cristo

Federico Arnot había ido con un amigo a predicar a una zona de bares y tabernas en su país natal. Se pararon en una esquina y comenzaron a cantar himnos para que se juntase gente.

Mientras Federico y su amigo cantaban, la gente escuchaba en silencio, pero tan pronto como empezaban a testificar de su fe en Cristo, la multitud los abucheaba y se mofaba en voz tan alta, que era imposible oír el mensaje.

Federico y su amigo comenzaban a cantar nuevamente. La multitud se aquietaba. Empezaban los muchachos a predicar, y otra vez el resultado eran gritos e improperios.

Esto sucedió varias veces. Federico amaba al Señor y deseaba con todo su corazón testificar a la multitud las Buenas Nuevas, pero la gente no quería escuchar. Finalmente, con lágrimas en sus ojos, agachó su cabeza derrotado y comenzó a alejarse con su amigo.

De pronto sintió una mano en su hombro. Era un caballero alto, ya de mucha edad, quien lo miró a los ojos y le dijo:

-¡Vamos! Continúa, muchacho. A Dios le encanta que los hombres hablen de su Hijo.

Y Federico se sintió animado para volver a la esquina. La gente, emocionada por su valor, decidió escucharlo.

En 1881, varios años después de lo ocurrido, con la influencia del ejemplo dejado por el gran misionero David Livingstone, Arnot dejó su país y se dirigió al corazón del Africa, donde Dios lo usó en gran manera para proclamar el evangelio.

*****

A Dios le encanta que hombres y mujeres hablen de su Hijo.

Sin embargo, cuán fácil nos resulta no hablar de nuestra fe por desánimo, falta de resultados u otras excusas.

¿Hablas del Hijo de Dios? Si no lo haces, ¿cuál es tu excusa?

Hace poco leí un artículo de un honesto profesor de teología, un tal Norman Geisler, quien admite que aunque fue parte de un ministerio cristiano por 18 años, nunca había testificado de Cristo.

Sus excusas eran bastante familiares:

1. Yo no tenía el don de evangelismo. Me resultaba obvio que alguien como Billy Graham sí lo tenía, y era igualmente obvio que yo no.

2. Tenía el don de enseñar (a cristianos), y es bastante difícil tener convertidos de ese grupo de gente.

3. No me agradaba el evangelismo impersonal, de manera que me dedicaría al evangelismo por amistad. No quería forzar el evangelio a nadie.

4. Había llegado a la conclusión de que si Dios es soberano... entonces puede hacerlo con o sin mi participación.

Sin embargo, llegó el día en que un predicador visitante literalmente demolió las excusas de Geisler, diciendo:

-"Durante años he sido misionero, pero nunca recibí un llamado... Recibí una orden, como todos ustedes."

Esta declaración produjo tal impacto en Geisler, que se convirtió en un pescador de hombres.

"Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura" (Marcos 16:15) no fue una sugerencia sino un mandamiento del Señor Jesucristo.

Tal vez en un tiempo hayas testificado con el entusiasmo de Arnot, pero por alguna razón ese entusiasmo se ha desvanecido. Pero recuerda que a Dios le encanta que tu hables de su Hijo.

DESDE EL NACIMIENTO DEL SOL, HASTA SU OCASO, ALABADO SEA EL NOMBRE DEL SEÑOR. (Salmo 113.3)

Prometamos

Ser tan fuertes que nada pueda estorbar nuestra paz mental, a hablar de salud, felicidad y prosperidad a cada persona que conozcamos, a hacer sentir a todos nuestros amigos de que hay algo en ellos, a mirar el lado brillante de todo y hacer realidad nuestro optimismo.

A pensar sólo lo mejor, a trabajar sólo por lo mejor y a esperar sólo lo mejor, a ser entusiasta sobre el éxito de los demás como lo estamos sobre el nuestro, a olvidar los errores del pasado y seguir adelante hacia los más grandes logros del futuro.

A lucir semblante alegre en todo momento y dar a cada persona con la que nos topamos una sonrisa, a dar tiempo a nuestro propio mejoramiento que no tengamos tiempo para criticar a los demás.

A ser demasiado grande para preocuparnos, demasiado noble para la ira, demasiado fuerte para temer y demasiado feliz para permitir la presencia de problemas.

A pensar bien de nosotros mismos y a proclamar este hecho al mundo, no en palabras altisonantes, sino en grandes actos.

A vivir en la confianza de que todo el mundo está de nuestro lado mientras estemos dispuestos a ser fieles a lo mejor que haya en nosotros.
nbas

El poder es efímero

En muchas ocasiones he tenido la oportunidad de ver en quienes me rodean que el Poder es efímero.

He tenido muchos jefes del tipo "ogro", todos le temen, todos salen corriendo a cumplir sus exigencias, muchos le odian, pero una vez que dejan de ser jefes, los he visto como mansos corderos, tratando de hacerse amigo de todos aquellos que lo odiaban, tratando de enmendar los errores e injusticias cometidas con buena gente trabajadora.

Muchas personas, una vez tienen poder, una vez ocupan un cargo donde tienen poder, se transforman en otra persona, hay un dicho que reza:

"Dale poder a un hombre y lo conocerás"

Hay muchos policías que se sienten con poder, los empleados de atención al público se sienten con el poder sobre las vidas de los clientes que los buscan, poder para despedir, poder para contratar, poder para hacer el bien, poder para hacer el mal, poder para salvar al mundo, poder para destruirlo.

Lo que sí es cierto es que el poder es efímero, no va a durar toda la vida, en una oportunidad le tocó tomar jubilación a un alto funcionario que conocí, una vez jubilado le tocó ir a un banco cerca del lugar donde fué jefe, para mí fue impresionante ver como todos los que habían sido sus empleados al verlo entrar se voltearon para no verlo, nadie le habló y recibía miradas de desprecio.

¿Qué esperaba?, eso es lo que sembró y así acabaría su triste vida, lleno de posesiones pero vacío del cariño de la gente.

Cuando tengamos poder, no dejemos que se nos suba a la cabeza y que nos convierta en otro ser, seamos las mismas personas de siempre...

Acuérdense que el poder no dura toda la vida... Acuérdense que no somos ni nuestras posesiones ni nuestro cargo laboral, porque todo eso se acaba esfumando y sólo nos quedará la esencia de nuestro ser...
nbas

22 de septiembre de 2012

Deja que los demás sean como son

No corras desatinadamente intentando sanar a todos tus amigos, haz tu propio trabajo mental y sánate a ti misma, eso será más benéfico que ninguna otra cosa para quienes te rodean.

No podemos hacer que los demás cambien, sólo podemos ofrecerles una atmósfera mental positiva donde tengan la posibilidad de cambiar si lo desean, no es posible hacer el trabajo por otra persona, ni tampoco imponérselo, cada persona está aquí para aprender sus propias lecciones y no les servirá de nada que se las demos resueltas, porque tiene que pasar personalmente por el proceso vital necesario para aprenderlas.

Lo único que podemos hacer por los demás es amarlos y dejar que sean quienes son, saber que su verdad está dentro de ellos, y que cambiarán cuando quieran hacerlo.
nbas

La piedra de toque

Cuando la gran biblioteca de Alejandría se quemó dice la leyenda que un libro se salvó pero no era un libro valioso; así que un hombre pobre que podía leer un poco lo compró por unos cuantos centavos, el libro no era muy interesante, pero entre sus páginas había algo de veras interesante, era una delgada lámina de pergamino sobre la cual estaba escrito el secreto de la "piedra de toque".

La piedra de toque era una piedrecilla que podía convertir cualquier metal común en oro puro, la escritura explicaba que yacía entre miles y miles de otras piedrecillas que se veían igual que ella, pero el secreto era que la piedra genuina estaría cálida, mientras que las demás estaban frías, solo había que buscarla.

Así que el hombre vendió sus pocas pertenencias, compró algunos suministros básicos, acampó en la playa y comenzó a probar las piedrecillas, él sabia que si recogía piedras ordinarias y las tiraba de nuevo por estar frías podría recoger la misma piedrecilla cientos de veces, así que cuando sentía que una estaba fría, la tiraba al mar.

Invirtió un día completo haciendo esto, pero ninguna de ellas resultó ser la piedra de toque, sin embargo él continuó haciéndolo, recogía una piedrecilla fría: la tiraba al mar, recogía otra, la tiraba al mar.

Los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses, un día, sin embargo, después del mediodía, recogió una piedrecilla y ésta estaba caliente, la tiró al mar antes de darse cuenta de lo que hacía, había desarrollado un hábito tan fuerte de tirar cada piedrecilla al mar que cuando encontró la que buscaba la tiró, cuando se percató que la última estaba caliente ya era muy tarde...

******

Así pasa con la oportunidad, a menos que estemos atentos, es fácil fallar en reconocer una oportunidad cuando se nos presenta y es igual de fácil echarla por la borda, que la rutina no te impida aprovechar las oportunidades que se presenten en tu vida...

El hijo del médico

Una vez , un niño entró en la sala de emergencia de un hospital tras haber sido atropellado, el motorizado que lo auxilió, al solicitársele que efectuara el pago necesario para atender al niño informó que no poseía en ese momento efectivo o cheque que pudiera dejar en garantía, pero que si el hospital aceptase efectuaría el pago a primera hora de la mañana.

La enfermera, ante la imposibilidad de ordenar que el niño fuera atendido, fue a consultar el caso con uno de los directores del hospital que, justamente esa noche, estaba de guardia, el doctor no dio la orden de atenderlo, les dijo que las normas del hospital eran las que eran y que no se podía atender a un paciente sin previo pago, hecho que condujo a la muerte de la criatura.

Cuando un rato después, el médico fue llamado para firmar el deceso del niño, descubre que éste era su hijo, quien pudo haberse salvado si hubiese sido atendido....

***

El dolor de los demás no es diferente al tuyo, le podía haber tocado a otra familia pero las consecuencias de la crueldad y pasotismo del médico esta vez no fueron dirigidas a los demás, le tocó a un miembro de su familia, cosa que podría haber impedido con un poco de humanidad....

No podía hacerse

Alguien dijo que no podía hacerse, pero él con una sonrisa respondió que quizá no se podía, pero que él no sería el que lo diría hasta que no probara.

Así que lo trató de hacer, con el esbozo de una sonrisa en su rostro, estaba preocupado pero lo ocultó, comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa que no podía hacerse y que él hizo.

Alguien se burló:

-Ah, nunca lo harás, al menos nadie lo a hecho jamás.

Pero él se quitó el saco y se quitó el sombrero y lo único que sabía era que comenzó, con el mentón levantado y una ligera sonrisa, sin duda ni equivocación, comenzó a cantar mientras enfrentaba la cosa que no podía hacerse y que él hizo.

Hay miles que te dicen que no lo puedes hacer, hay miles que profetizan el fracaso, hay miles que te señalarán, uno por uno los peligros que te esperan al acecho, pero solo enfréntalos con una ligera sonrisa, quítate el saco y comienza, sólo comienza a cantar mientras enfrentas la cosa que no se puede hacer...

Y QUE TÚ HARÁS...

El mejor clavel del jadín

Paseaba un rey un día disfrutando de su precioso jardín, descubrió preocupado que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo, entonces decidió investigar los motivos:

-Preguntó al roble y éste le contestó que se moría porque él no podía ser tan alto como los pinos, sin embargo encontró también alicaído al pino y al preguntarle le dijo que no podía dar uvas como la vid, curiosamente la vid se secaba porque no podía florecer como las rosas, en cambio las rosas lloraban por no ser fuertes y sólidas como el roble.

Después encontró un pequeño clavel floreciendo, precioso como nunca, el rey le preguntó:

-¿Cómo es posible que crezcas tan saludable en medio de este jardín tan mustio y deprimido?

El clavel le contestó:

-Quizás sea porque siempre he pensado que ya que me plantaste, querías un bello clavel, yo siempre me he dicho "soy un clavel, no soy una rosa ni un tulipán, soy un clavel e intentaré ser el mejor clavel que pueda y aquí estoy, el más hermoso, bello y feliz clavel del jardín.

*****

Es curioso cuántas veces los seres humanos no somos felices por no saber amar lo que somos sino desear lo que son los demás.

19 de septiembre de 2012

El sabio

Un hombre decidió consultar a un sabio sobre sus problemas, tras un largo viaje hasta el paraje donde aquel maestro vivía, el hombre finalmente pudo dar con él:

-Maestro, vengo a usted porque estoy desesperado, todo me sale mal y no sé que hacer para salir adelante.

El sabio contestó:

-Puedo ayudarte con esto, ¿sabes remar?

Un poco confundido el hombre contestó que si, entonces el maestro le acompañó hasta un lago, juntos subieron a un bote y el sabio le dijo al hombre que remase hasta el centro del lago.

-¿Va a explicarme ahora cómo mejorar mi vida? dijo el hombre.

El sabio seguía disfrutando del viaje sin prestar atención, al llegar al centro del lago el maestro le dijo:

-Acerca tu cara al agua y dime qué ves.

El hombre se asomó por encima del pequeño bote y tratando de no perder el equilibrio acercó su rostro todo lo que pudo, de repente el anciano le empujó y le tiró al agua, al intentar salir, el anciano le sujetó impidiendo que subiera a la superficie.

Desesperado, el joven manoteó, pataleó, gritó inútilmente bajo el agua, cuando estaba casi ahogado, el sabio le soltó y le permitió subir.

Una vez en el bote, entre toses y ahogos el hombre gritó:

-¿Está usted loco? ¿no se da cuenta que casi me ahoga?...

Con el rostro tranquilo el maestro le preguntó:

-Cuando estabas bajo el agua ¿qué era lo que más deseabas?
-Respirar por supuesto!!!
-Bien, pues cuando luches para salir adelante con la misma fuerza con la que luchabas por respirar, entonces estarás preparado para triunfar.
D/A

Lección de humildad

El señor Naoshige declaró un día a Shimomura Shoun, uno de sus más viejos samurais:

- La fuerza y el vigor del joven Katsuchige son admirables para su edad.
- Cuando lucha con sus compañeros vence incluso a los mayores que él.

Pero el enciano Shoun dijo:

– A pesar de que ya no soy joven estoy dispuesto a apostar que no conseguirá vencerme.

Para Naoshige fue un placer organizar el encuentro que tuvo lugar esa misma noche en el patio del castillo, en medio de un gran número de samurais. Estos estaban impacientes por ver lo que le iba a suceder al viejo farsante de Shoun.

Desde el comienzo del encuentro, el joven y poderoso Katsushige se precipitó sobre su frágil adversario agarrándolo firmemente, decidido a hacerlo picadillo. Shoun estuvo a punto de caer varias veces al suelo y de rodar en el polvo. Sin embargo, ante la sorpresa general, cada vez se restableció en el último momento.

El joven, exasperado, intentó dejarle caer de nuevo poniendo toda su fuerza en el empeño, pero esta vez, Shoun aprovechó hábilmente su movimiento y fue él quien desequilibró a Katsushige arrojándolo al suelo.

Después de ayudar a su adversario semi-inconsciente a levantarse, se acercó al señor Naoshige y le dijo:

- Sentirse orgulloso de su fuerza cuando aún no se domina la fogosidad es como vanagloriarse públicamente de sus defectos.
(Cuento Budista)

Aprender a callarse

Los estudiantes de la escuela Tendai solían practicar la meditación mucho antes de que el Zen llegase al Japón.

Cuatro de estos estudiantes, amigos íntimos, se prometieron el uno al otro en cierta ocasión observar siete días de absoluto silencio.

Durante el primer día, todos permanecieron callados. Su meditación había empezado con buen pie. Pero al caer la noche, como fuera que la luz de las lámparas de aceite había empezado a palidecer, uno de los estudiantes no pudo evitar decir a un sirviente:

- Recarga esas lámparas.

Un segundo estudiante se quedó estupefacto al oír hablar el primero.

- Se suponía que no íbamos a decir una palabra – observó.

Entonces, el tercero dijo:

- Sois los dos unos estúpidos.
- ¿Por qué habéis hablado?

Y el cuarto estudiante concluyó:

- Yo soy el único que no digo nada.
(Cuento Budista)

Obediencia

A las charlas del maestro Bankei asistían no solo estudiantes de Zen, sino personas de toda condición y creencia.

Bankei no recurría jamás a citas de los sutras, ni se enzarzaba en discusiones escolásticas. Sus palabras le salían directamente del corazón e iban dirigidas a las corazones de sus oyentes.

Sus largas audiencias acabaron irritando a un sacerdote de la escuela Nichiren, cuyos adeptos o habían abandonado para ir a oír hablar del Zen.

Cierto día, este egocéntrico sacerdote se encaminó hacia el templo donde disertaba Bankei, con el propósito decidido de entablar con él un duro debate.

- Eh tú, maestro Zen, – gritó
- Atiende a esto.
- Quienquiera que te respete te obedecerá en cuanto digas …
- ... pero un hombre como yo no profesa respeto alguno.
- ¿Cómo puedes hacer que te obedezca?

Bankei dijo:

- Acércate a mi lado y te demostraré.

Orgullosamente, el sacerdote avanzó entre la multitud hasta llegar al lugar ocupado por el maestro.

Este sonreía:

- Colócate a mi izquierda.

El sacerdote obedeció.

- No espera – se retractó Bankei.
- Hablaremos mejor si estás a mi derecha.
- Ponte aquí.

El sacerdote se dirigió altivamente hacia la derecha.

- ¿Lo ves? – observó entonces Bankei.
- Estás obedeciéndome.
- Y la verdad es que pienso que eres una persona muy dócil.
- Ahora siéntate y escucha.
(Cuento Budista)

Si amas...ama abiertamente

Veinte monjes y una monja, de nombre Eshun, practicaban la meditación con cierto maestro Zen.

Eshun era muy bella, aún a pesar de llevar la cabeza afeitada y vestir las burdas ropas del monacato. Varios monjes estaban en secreto enamorados de ella. Uno de ellos le escribió un día una carta en la que la declaraba su amor, insistiendo en que concertase con él una entrevista en privado.

Eshun no contestó.

Al día siguiente, el maestro daba una conferencia al grupo. Al acabar la disertación, Eshun se levantó y, señalando con el dedo al autor de la misiva, dijo:

-Si en verdad me amas tanto, ven aquí y abrázame ahora.
Cuento Budista

17 de septiembre de 2012

El hombre santo

La voz se propagó a través de la campiña, sobre el sabio hombre santo que vivía en una casa pequeña encima de la montaña.

Un hombre de la aldea decidió hacer el largo y difícil viaje para visitarlo. Cuando llegó a la casa, vio a un viejo criado al interior, que lo saludó en la puerta.

- Quisiera ver al sabio hombre santo – le dijo al criado.

- El sirviente sonrió y lo condujo adentro.

Mientras caminaban a través de la casa, el hombre de la aldea miró con impaciencia por todos lados en la casa, anticipando su encuentro con el hombre santo. Antes de saberlo, había sido conducido a la puerta trasera y escoltado afuera.

Se detuvo y giró hacia el criado:

- ¡Pero quiero ver al hombre santo!

- Usted ya lo ha visto – dijo el viejo.

- A todos a los que usted pueda conocer en la vida, aunque parezcan simples e insignificantes… véalos a cada uno como un sabio hombre santo. Si hace esto, entonces cualquier problema que usted haya traído hoy aquí, estará resuelto.

El fantasma sabio

Una mujer joven había caído muy enferma y estaba a punto de morir.

- Te quiero tanto, – le dijo a su marido
- No querría tener que dejarte.
- Pero si así ocurriera, no cambies nunca mi recuerdo por la compañía de otra mujer.
- Si lo haces, volveré en la forma de un fantasma.
- Seré para ti la causa de problemas sin fin.

Poco después la mujer fallecía. El marido respetó su último deseo durante los tres primeros meses, pero entonces conoció a una joven y se enamoró de ella. Pronto estaban prometidos en matrimonio.

La misma noche del compromiso, un fantasma se le apareció al hombre, acusándolo de no haber cumplido su promesa. Volvió la noche siguiente, y la otra. Parecía saberlo todo. Le contaba exactamente lo que había sucedido durante el día entre él y su nuevo amor. Siempre que hacía un regalo a su prometida, el fantasma se lo describía hasta el último detalle. Podía repetir incluso conversaciones enteras, y eso causaba tal molestia al novio que no podía dormir. Alquien le aconsejó que fuese a contar su problema a un maestro zen que vivía cerca del pueblo, y al fin, desesperado, el pobre hombre recurrió a él en busca de ayuda.

El maestro comentó:

- Tu anterior esposa se transformó en fantasma y se entera de todo cuanto haces. Cualquier cosa que hagas o digas, cualquier regalo que obsequies a tu prometida, ella lo sabe. Ha de ser un fantasma muy inteligente. Deberías sentirte orgulloso. La próxima vez que aparezca, haz un pacto con ella. Dile que, puesto que sabe tanto, no podrás ocultarle nada, y que si contesta a una pregunta, una sola, prometes romper tu compromiso y permanecer soltero el resto de tu vida.

El hombre preguntó:

- ¿Cuál es la pregunta que debo formular?

El maestro respondió:

- Coge un buen puñado de semillas de soja y pregúntale cuántos granos tienes exactamente en la mano. Si no puede contestar, sabrás que el fantasma era solo un producto de tu imaginación, y no volverá a molestarte.

La noche siguiente, cuando llegó el fantasma, el hombre lo aduló y le dijo que era un fantasma muy sabio, ya que lo sabía todo.

- Efectivamente, – le replicó el fantasma.
- Como sé también que fuiste a ver a ese maestro zen esta tarde.

El hombre sugirió:

- Ya que tanto sabes ¿dime cuántos granos tengo en esta mano?

No había allí ya ningún fantasma que pudiese responder a la pregunta.

Lo bello de la vida

Vive cada instante de tu vida, con intensidad, con amor, sin razón ni medida, solamente vive a plenitud cada momento que la vida te ofrece.

Si te pone pruebas, supéralas, es un reto, pero disfruta al superarlas y alcanza tus metas sin miedo, sin rendirte. Porque el fuerte lucha jamás se rinde.

Si tropiezas y caes, levántate no te des por vencido antes de empezar, y si volvieras a tropezar y de nuevo caer, levántate con mas ímpetu y mas fuerzas de luchar que antes, No hay obstáculos que no se puedan vencer.

Hazte grande ante la adversidad, superarlo está en ti. No te afanes a lo material, es necesario, pero no imprescindible.

Vive con humildad esto, te hará grande ante los demás.

Da todo cuanto puedas sin esperar nada a cambio, pero hazlo que salga de tu corazón, nada impuesto es bueno. La vida te sabrá recompensar.

Vive con sencillez no hagas alarde de lo que eres o posees, has sido bendecido por Dios al obtenerlo. No hagas leña del árbol caído. Ten presente que en algún momento de la vida, tal vez hayas estado o puedes estar en las mismas condiciones.

No permitas en tu vida, la mediocridad, ni la hipocresía, son sentimientos vanos y bajos, que solo conllevan a la tristeza, la amargura y la soledad.

Aleja de ti los malos pensamientos, la rabia, la venganza, la envidia, la soberbia y la mentira, corroen tu alma y dañan tu corazón.

Abre tu corazón al amor y al perdón, esto te hará libre y dejará fluir la nobleza que habita en él.

“Vive a plenitud cada instante de tu vida, sin tener presente el ayer, sin pensar en el mañana, solo vive hoy cada momento que la vida te regala”... “Porque la Vida es Bella, y Vale la Pena Vivirla”
nbas

La vida

Podemos creer que todo lo que la vida nos ofrecerá mañana es repetir lo que hicimos ayer y hoy.

Pero, si prestamos atención, percibiremos que ningún día es igual a otro. Cada mañana trae una bendición escondida; una bendición que solo sirve para este día y que no puede guardarse o desaprovecharse.

Si no usamos este milagro hoy, se perderá.

Este milagro esta en los detalles de lo cotidiano; es preciso vivir cada minuto porque allí encontramos la salida de nuestras confusiones, la alegría de nuestros buenos momentos, la pista correcta para la decisión que ha de ser tomada.

No podemos dejar nunca que cada día parezca igual al anterior porque todos los días son diferentes.

Presta atención a todos los momentos, porque la oportunidad, el “instante mágico”, esta a nuestro alcance.
Paulo Coelho

12 de septiembre de 2012

Yo soy

Yo Soy andaba por las calles oscuras y solitarias preguntándose que había pasado con la antigua Yo Soy, no entendía el vacío que tenía en su interior, pues a ella no le faltaba de nada, tenía un techo, unos padres maravillosos, unos amigos increíbles, dinero, salud, trabajo y encima tiempo suficiente para ella, que más podía perder? Yo Soy no era feliz y no sabía por qué…

Ella tenía una ilusión, una ilusión casi imposible, y es que cuando ella era pequeña, cada sábado iba a cenar con sus padres y luego jugaba con otros niños que estaban en la plaza. Pero un día la plaza estaba vacía y como no tenía nadie para jugar se puso a jugar con una pelota pequeña que botaba mucho que le acababan de comprar sus padres. La pelota se le fue y no la encontraba. Al cavo del rato buscándola apareció un niño, un niño de ojos increíbles, cristalinos, parecía un ángel y le devolvió la pelota.

-Gra-gra-cias… se quedó paralizada, embobada con sus ojos.

Y él le dijo:

-¿Quieres jugar a buscar constelaciones?

-¿Perdona? ¿A buscar constelaciones?

- Si, mis padres me han comprado un libro, de todas las constelaciones.

-Vale…

Y así fue, fueron donde no había nada de luz y por primera vez Yo Soy vio la osa mayor, el carrito, como lo llamaba él. Se enamoró, o eso cree, y desde ese día cogió afición por las estrellas, se acordaba de él y de sus ojos que enamoraban. Ya no lo volvió a ver nunca más, pero siempre tuvo la ilusión de volverlo a ver. Los años pasaron, se hizo mayor, y tenía cosas, creo, más importantes que las estrellas, tenía que estudiar y preocuparse por su futuro.

Yo Soy se olvido de las estrellas, sólo pensaba en sus estudios, en su pareja que la encerró del mundo, de la vida y sus maravillas maravillosas. Yo Soy estaba tan ciega que no se daba cuenta de que realmente no estaba bien, de que no tenía lo que quería, ella se conformaba con todo y su estrella interior se apagó… Pero la vida le enviaba señales, señales que la llevarían por buen camino y aún que ella nunca hacia caso a esas señales, un día se canso y decidió volar, salir de esa jaula y enfrentarse a los contravientos y a todo lo que conllevaba salir de esos cuatro barrotes de hierro.

Cuando extendió las alas para volar, sintió una fuerza en su interior increíble, y se dio cuenta que el viento iba a favor, cerró los ojos y se dejó llevar. Cuando abrió los ojos sólo veía bosque, un bosque lleno de árboles preciosos, mariposas de color inexplicable y en ese mismo instante Yo Soy supo que seguir el viento era lo mejor que podría haber hecho en la vida. Pero lo mejor de todo es que cuando anocheció, alzó la mirada y vio algo alucinante, miles y miles de estrellas que ocupaban todo el cielo y se acordó de quien era la verdadera Yo Soy, como si una estrella hubiera bajado a abrirle los ojos, una estrella llamada Largo. Gracias a las señales Yo Soy es feliz, y promete que nunca más va a olvidarse de las estrellas, es más, nunca se va a olvidar de su estrella interior, porque al fin y al cavo ser feliz no significa tenerlo todo sino encontrar el significado de lo insignificante, que aunque te pasen cosas malas y cosas buenas, saber quien eres y que quieres y no dejar que nada ni nadie apague tu estrella interior.

No olvides quien eres, ni que quieres, no dejes que nadie apague tu estrella interior...
nbas

El sentido del humor

"El de corazón contento tiene un banquete continuo".Proverbios 15:15

Todo botiquín de primeros auxilios debería incluir una dosis de humor.

El sentido del humor reduce a las personas y los problemas a su proporción apropiada.

El sentido del humor es prueba de la cordura.

El humor genuino siempre es benigno y agradable. Señala las debilidades de la humanidad sin despreciar ni herir.

El buen humor puede ayudarte a pasar por alto lo indeseable, a tolerar lo desagradable, a soportar lo inesperado y a sonreír ante lo insoportable.

Una magnífica persona es aquella capaz de reírse de sí misma delante de otros y disfrutarlo tanto como ellos.

Si el mundo se ríe de ti, ríete tú de él: es tan ridículo como tú.

Al hombre se le dio la imaginación para que pueda compensar lo que no es, y el sentido del humor para que se consuele por lo que es.

El buen humor sana el alma, el mal humor la envenena.

El hombre que tiene sentido del humor no inventa chistes sobre la vida; sencillamente reconoce los que hay en ella.

El corazón alegre constituye buen remedio.”Proverbios 17:22.
nbas

10 de septiembre de 2012

Depende de la forma

Un sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretara su sueño.

- ¡Qué desgracia, Mi Señor! -exclamó el sabio-, cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

- ¡Qué insolencia! -gritó el sultán enfurecido-, ¿cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y ordenó que le dieran al sabio cien latigazos.

Más tarde, el sultán dispuso que le trajesen a otro sabio y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al sultán con atención, le dijo:

- ¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran al sabio cien monedas de oro.

Cuando éste salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

- ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer sabio. No entiendo por qué al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

- Recuerda bien, amigo mío -respondió el segundo sabio- que todo depende de la forma en el decir... uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse.

De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, no cabe duda, mas la forma con que debe ser comunicada es lo que provoca en algunos casos, grandes problemas.

La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

Una pequeña reflexión

Si tenemos suficiente valor para amar, compasión para perdonar, generosidad para alegrarnos con la felicidad ajena y sabiduria para reconocer que hay Amor de sobra para todo el mundo, entonces podremos alcanzar una satisfacción que nunca otra criatura viviente tendrá jamás.

La telaraña

Dicen que una vez un hombre, era perseguido por varios malhechores que querían matarlo. El hombre ingreso a una cueva.

Los malhechores empezaron a buscarlo por las cuevas anteriores de la que el se encontraba. Con tal desesperación elevo una plegaria a Dios, de la siguiente manera:

-" Dios todopoderoso, has que dos Ángeles bajen y tapen la entrada, para que no entren a matarme".

En ese momento escuchó a los hombres acercándose a la cueva en la que el se encontraba, y vio que apareció una arañita. La arañita empezó a tejer una telaraña en la entrada. El hombre volvió a elevar otra plegaria, esta vez mas angustiado:

-Señor te pedí Ángeles, no una araña. "Y continuó:

-"Señor por favor, con tu mano poderosa coloca un muro fuerte en la entrada para que los hombres no puedan entrar a matarme".

Abrió los ojos esperando ver el muro tapando la entrada, y observo a la arañita tejiendo la telaraña.

Estaban ya los malhechores ingresando en la cueva anterior de la que se encontraba el hombre y este quedo esperando su muerte.

Cuando los malhechores estuvieron frente a la cueva que se encontraba el hombre, ya la arañita había tapado toda la entrada, entonces se escucho esta conversación:

-Primer hombre: Vamos, entremos a esta cueva

-Segundo hombre: No. ¿No ves que hasta hay telarañas?, nadie ha entrado en esta cueva.

-Sigamos buscando en las demás cuevas.

La fe es creer que se tiene lo que no se ve. Perseverar en lo imposible.

****

Hay una frase muy bella que dice:

-" Si le pides a Dios un árbol te lo dará, en forma de semilla".

Pedimos cosas que desde nuestra perspectiva humana son lo que necesitamos pero, Dios nos da aquellas con las cuales nos muestra que con cosas muy sencillas, el puede hacer mucho mas.

Como en esta lectura, a veces pedimos muros para estar seguros, pero no tendría ningún merito pues sabríamos y tendríamos la certeza de que estamos protegidos, Dios en cambio nos pide además confianza en Él, para dejarlo que su Gloria se manifieste y haga que algo como una telaraña nos de la misma protección que una muralla.

Si has pedido un muro y no ves mas que una telaraña, recuerda que Dios puede convertir las cosas... y confía en Él.

7 de septiembre de 2012

Nube y fuego

El Sol ya se había ocultado detrás de los enormes árboles en el interior de la región amazónica. Traté de reunir un poco de leña y encender una hoguera.

Los hermanos indios me habían aconsejado:

-“Pastor, si tiene que pasar una noche en la selva, encienda una fogata”.

El fuego es todo para los nativos de la tribu campa, entre los cuales viví durante tres años. Teniendo fuego tienen seguridad, pues ningún animal peligroso se aproxima al fuego. Teniendo fuego tienen luz. Teniendo fuego tienen calor y no necesitan de abrigo.

El pueblo de Dios, mientras atravesaba el desierto, entendió los beneficios del fuego por la noche. Ese fuego era Cristo. Él es nuestra seguridad. Con él a nuestro lado los peligros de la noche oscura de esta vida no podrán alcanzarnos. Con él a nuestro lado, la indiferencia y el desamor de la noche fría de esta vida no nos afectarán. Con él a nuestro lado no tropezaremos, y nuestros pasos y nuestras decisiones serán siempre seguros.

¿Sientes que tu vida está fría, o en la mejor de la hipótesis, tibia?

Entonces mira hacia la columna de fuego. Ella es la solución.

Pero Jesús no es solamente fuego. También es la nube durante el día.

La nube no sólo proporciona sombra para el cansado peregrino. Igualmente anuncia lluvia, y la lluvia es vida en medio del desierto. ¿No te parece que ésta es la respuesta divina para una vida reseca e improductiva? ¿No es ésta la solución para una vida cansada?

La lluvia es agua, y el agua limpia, calma la sed y produce poder. Piensa en la represa hidroeléctrica de Itaipú, capaz de mover medio Brasil. ¿Qué es lo que Dios está tratando de decirnos? Que él quiere satisfacer nuestras necesidades, limpiar nuestra vida. Pero que él también desea darnos un poder capaz de llevarnos a la victoria completa sobre el pecado y al cumplimiento de nuestra misión en la Tierra.

Nube y fuego. Frío y calor. No sólo nube. No sólo fuego. Ni fanatismo. Ni liberalismo. Equilibrio. Dios es el Dios de la nube y del fuego. Es el Dios del equilibrio.

Esta mañana Jesús está a tu lado, cerca de ti; listo para salir contigo a las luchas de la vida. ¿Por qué temer si el perdón, el poder, la seguridad y la luz van contigo?

Frases de aliento(2)






El agricultor

Un hombre tenía un sembrado de flores estupendas; cada día salían de su cultivo centenares de paquetes a vender a la ciudad con las flores más bellas y fragantes que nadie pudiera conocer.

Este señor, año por año ganaba el premio a las flores más grandes y de mejor calidad y como era de esperarse era la admiración de todos en la región; un día se acercó un periodista de un canal de televisión a preguntarle el secreto de su éxito, a lo que el hombre contesto:

- Mi éxito se lo debo a que de cada cultivo saco las mejores semillas y las comparto con mis vecinos, para que ellos también las siembren.

- ¿Cómo?- respondió el periodista- pero eso es una locura, acaso no teme que sus vecinos se hagan famosos como usted y le quiten su importancia?

El hombre dijo: – Yo lo hago porque al tener ellos buenos sembrados el viento me va a devolver a mi cultivo buenas semillas y la cosecha va a ser mayor; si no lo hiciera así ellos sembrarían semillas de mala calidad que el viento traería a mi cultiva y cruzaría las semillas, haciendo que mis flores sean de mala calidad.

Lo mismo ocurre en nuestra vida. Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca. Quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad, pues el bienestar de cada uno está unido al bienestar común.

*****

Sobrellevad los unos las cargas de los otros; y cumplid así la ley de Cristo. (Gálatas 6:2)

¿Qué es un amigo?

Un grupo de amigos estaba reunido haciendo vida social. La conversación se deslizó hacia el tema de la amistad.

Un atleta dijo:

-En mi opinión, un amigo es la vara de equilibrio que nos permite caminar por la cuerda floja sin caer.

Un médico dijo:

-Creo que un amigo puede ser comparado con una venda y un ungüento para los cortes y golpes de la vida.

Un botánico dijo:

-Un amigo es una vid que se pega a nosotros y encubre los desengaños y asperezas de la vida.

Un joyero dijo:

-Un amigo es un eslabón de oro en la cadena de la vida.

Una mujer que estaba de luto dijo:

-Un amigo es el que se aparece cuando todo el mundo parece haber desaparecido.

El mejor de todos los amigos dijo un hombre de cabeza blanca y ochenta años de edad es:

-JESÚS que dijo: "NADIE TIENE MAYOR AMOR QUE ESTE, QUE UNO PONGA SU VIDA POR LOS HERMANOS".

Amigo es aquella persona que te conoce bien y te ama a pesar de conocerte.

No puedes comprar un amigo. Es un don de Dios y su amistad dura por toda la eternidad.

Tres últimos deseos

Encontrándose al borde de la muerte, Alejandro convocó a sus generales y les comunicó sus tres últimos deseos:

1. Que su ataúd fuese transportado por los médicos de la época.

2. Que fueran esparcidos por el camino hasta su tumba los tesoros que había conquistado (plata, oro, piedras preciosas…)

3. Y que sus manos quedaran balanceándose en el aire, fuera del ataúd, a la vista de todos.

Uno de sus generales, admirado por tan insólitos deseos, le preguntó a Alejandro cuales eran sus razones. Alejandro se lo explicó:

1. Quiero que los más eminentes médicos carguen mi ataúd para mostrar que ellos no tienen, ante la muerte, el poder de curar.

2. Quiero que el suelo sea cubierto por mis tesoros para que todos puedan ver que los bienes materiales aquí conquistados, aquí permanecen.

3. Quiero que mis manos se balanceen al viento, para que las personas puedan ver que vinimos con las manos vacías, y con las manos vacías partimos.

¿Cuáles serían los tres deseos que tú dejarías escritos?

Los abrazos

El abrazo, al igual que la risa y la música es una de las más importantes herramientas que Dios nos ha regalado y de la que la sociedad y el erróneo concepto de "civilizarse" a través del individualismo se ha encargado de intentar destruir.

A través de la "educación" irresponsable que muchas veces en lugar de avanzar y de desarrollar las relaciones humanas entre sí y con su entorno, intenta aislar al individuo haciéndolo débil y divorciándolo de su comunidad y de su grupo familiar (consanguíneo o no).

Abrazar es el simple y natural acto de entrar en contacto físico con otra persona sujetándolo con fuerza entre sus brazos. Compartiendo el calor humano, los movimientos y latidos de vida y sobretodo abrir el alma a recibir el amor de Dios manifestado en cada uno de nosotros.

Así que anímate a abrazar a alguien hoy. Mientras te envío un fuerte abrazo cibernético... siéntelo te lo doy con todas las fuerzas de mi corazón.
nbas
 

--------------------- -------------------------------- ----