------- ---------------------

..

..

        

                                        

28 de julio de 2012

Desde mi ventana

Hay un mundo detrás de cada ventana, que podemos verlo pequeño, mediano o grande, de acuerdo al tamaño de ella y también de acuerdo a lo que deseamos ver.
 
Prefiero los ventanales, porque de esa manera mi vista abarca en plenitud todo el panorama, que puede ser bello y agradable, como por el contrario desagradable y pero aun peor... muy triste.
 
Pero tanto de lo bello como de lo desagradable, podemos rescatar cosas que hacen bien a nuestra vida, nos hace útiles y agradecidos al ver ¡Cuánto tenemos y cuanto debemos agradecer a Dios por ello!, ¡Y cuanto podemos aportar a lo que Dios nos presenta!
 
Quisiera en estas simples líneas ir pensando en vos alta, cuan diferentes pueden ser nuestras ventanas, y que cosas podemos ver a través de ella.
 
Pienso… ¡que lindo sería que todos tengamos unos enormes ventanales, transparentes, y bien limpios para poder observar las diferentes situaciones que se presentan ante nuestra vida.
 
Limpiemos bien nuestras ventanas, abrámoslas plenamente y alcemos nuestra vista al cielo, y Dios nos dice:
 
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra." 2° Crónicas 7: 14
 
*****
 
Una ventana abierta primeramente a Dios... a las reflexiones, a las sensaciones, a la risa, a la esperanza, a la ilusión, a la sorpresa, a la alegría, a la tristeza, al llanto, a la razón, a la tolerancia, a la libertad, al respeto, a la amistad, al amor, a las relaciones humanas, al día a día, a la concordia, una ventana abierta a todo y a todos, una ventana para mirar y compartir... estas ventanas están abiertas para ti.
nbas

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----