------- ---------------------

..

..

        

                                        

15 de junio de 2012

Nunca fué entre tu y los demás

De alguna manera, condicionamos nuestro accionar basándonos en la respuesta que recibamos del mundo exterior.
 
Regulamos nuestras metas y prioridades de acuerdo al modelo externo y vamos perdiendo paulatinamente nuestro toque único. Esas individualidades que nos diferencian del resto.
 
Si soy aceptad@ sigo en esa línea de conducta, si soy rechazad@ busco un perfil que mejor se adapte a los requerimientos de los demás.
 
-“¿Qué vas a ser cuando seas grande?” Nos preguntan desde chic@s, y así crecemos. Pensando en cómo dejar satisfechos a todos los que nos rodean…
 
¡Imposible! No podemos vivir condicionad@s a los estándares exteriores. Debemos vivir impulsad@s por ese motorcito interior que nos dice que vamos bien, que hay un Dios que nos ve, que aunque todos ignoren tu presencia y esfuerzo, cada acción hecha con el poder y el amor de Dios tienen rédito eterno.
 
Las personas son irrazonables, inconsecuentes y egoístas, es verdad; perdónalas de todos modos.
 
Si eres bondados@, te acusarán de tener oscuros motivos egoístas, puede ser; sé bondados@ de todos modos.
 
Si tienes éxito, te ganarás amigos falsos y enemigos verdaderos, tenlo por cierto; pero ten éxito de todos modos.
 
Si eres franc@ y sincer@, la gente puede engañarte, es un riesgo real; sé franc@ y sincer@ de todos modos.
 
Lo que te cuesta años construir, alguien podría destruirlo en una noche, construye de todos modos.
 
Si encuentras sosiego y felicidad, podrían envidiarte, sé feliz de todos modos.
 
El bien que hagas hoy, muchos lo habrán olvidado mañana; haz el bien de todos modos.
 
Da al mundo lo mejor que tienes, y quizá nunca sea suficiente; pero, de todas maneras, da al mundo lo mejor que tienes de todos modos.
 
Ya ves, al fin de cuentas, todo queda entre Dios y tú; Nunca fue entre el mundo y tú de todos modos.
 
El peldaño más elevado del carácter humano es llegar a ver la vida como Dios la ve. Darle a cada circunstancia y cada persona el valor intrínseco que Dios le da. Lo otro, la cotización del sistema, es relativa, virtual, y sujeta a cambios. La óptica del cielo es real, potenciadora y eterna. Sigue adelante!!
 
******
 
“Mientras que esos malvados embaucadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados, tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste.” 2ª Timoteo 3:13-14

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----