------- ---------------------

..

..

        

                                        

8 de junio de 2012

Borrando las heridas del pasado

Ninguno de nosotros está exento de heridas y traiciones, menosprecio y ofensas. El asunto es qué hacemos con ellas.
 
Generalmente ante una herida en nuestra piel, de acuerdo a su tamaño vamos a especialistas que puedan ayudarnos.
 
Cuando es un lugar visible, tratamos que no nos quede ninguna cicatriz, y nos olvidamos completamente de ella. Muchas veces sí quedó algo visible solamente lo recordamos cuando de pronto alguien nos pregunta ¿Qué te sucedió?
 
¿Pero qué sucede cuando las heridas son en el alma?
 
¿Sabías que hay una manera de apretar la tecla de “delete” para borrar ese pasado que ocasionó la herida, el mal recuerdo etc.?
 
Es el PERDÓN, cuando perdonas de todo corazón al que te hirió, no regresarás nunca más hacia atrás a recordar algo que te causó dolor.
 
La pregunta es ¿Para qué vivir dos, tres o cien veces lo que te causó dolor?
 
Lamentablemente, muchas personas se olvidan de este gran beneficio de perdonar al ofensor, para liberarse uno mismo. Piensan que no se lo merece; y si una persona no se arrepintió, de todo corazón de lo malo que hizo: Lo volverá a hacer.
 
Debes cuidar tu corazón, para que no te vuelvan a herir pero, también debes cuidarlo perdonando de manera que no vuelva al pasado, sino que viva el futuro en expectación de gloria, sin dejar que esas cosas del pasado lo vuelvan hacia atrás.
 
Recuerda Jesús vino a sanar a los quebrantados de corazón, si algo te quebrantó, la tecla “delete” de tu alma que es el perdón y esta es la clave para vivir en gozo. ¿Quieres hacerlo hoy? De lo contrario Dios respeta su decisión pero recuerde…
 
EL HIZO TODO PARA QUE VIVAS UNA VIDA ABUNDANTE, CUANDO PONEMOS POR OBRAS SUS PRINCIPIOS.

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----