------- ---------------------

..

..

        

                                        

11 de abril de 2012

Punto de inclinación

En su libro, The Tipping Point (El Punto de Inclinación), Malcolm Gladwell observa que los negocios en apuros suelen cambiar y tener éxito gracias a una decisión clave. Compañías que estaban yéndose a pique ahora crecen con fuerza y tienen mucho éxito debido a una elección que se volvió el punto de inclinación.

Aunque este principio apunta a aquellos que trabajan administrando empresas, también se aplica a los que se comprometen con el avance de la causa de Cristo. Algunas veces nos encontramos contra la pared, luchando con una decisión o situación que podría inutilizar nuestra capacidad para el servicio efectivo a nuestro Rey. En esos momentos críticos cuando podemos tomar una decisión de “punto de inclinación” para cambiar el rumbo de las cosas.

¿La decisión? Rinde tu voluntad y tu corazón a Dios. Santiago 4:7 dice: “Someteos a Dios”, y Romanos 12:1 nos dice “que presentemos nuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios”. Debes estar dispuesto a sacrificar tu agenda por Sus propósitos más grandes.

¿Qué hubiese pasado si Noé le hubiese dicho a Dios: “Yo no hago barcos!” ¿Qué hubiese pasado si José no hubiese perdonado a sus hermanos y no les hubiese protegido de la hambruna que amenazaba sus vidas? ¿O qué hubiese pasado si Jesús se hubiese negado a morir en la cruz?

Rendirse es el punto de inclinación. Cuando tomamos esa elección, Dios puede usarnos para hacer grandes cosas para Él.

Reflexión:


La capitulación se convierte en victoria cuando nos rendimos a Dios.

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----