------- ---------------------

..

..

        

                                        

22 de enero de 2012

Autoestima

La maestra organizó un grupo de estudiantes para una obra de teatro, cuya obra sería presentada en el aniversario de la escuela. Un niño estaba intentando conseguir participar en la obra, y cada día iba con entusiasmo para estar presente en la selección.

Su mamá estaba preocupada porque el niño había puesto tanto corazón en ello y temía que no fuera elegido.

El día que las partes de la obra fueron repartidas, el niño estaba en la escuela, y le dijo a su madre que lo esperara allí, que hoy era el día esperado.

Su madre angustiada le esperaba en un pasillo, y escuchó a la maestra pronunciar nombres y pedía aplausos a quienes nombraba y todos fueron aplaudiendo.

De pronto acabaron los aplausos y el niño salió corriendo con los ojos brillantes, con orgullo y emoción.

"¡Adivina qué mamá!" gritó y luego dijo las palabras que permanecerán como una lección para todo docente:

"He sido elegido para aplaudir y animar".

D/A

No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----