------- ---------------------

..

..

        

                                        

26 de noviembre de 2011

El sendero de las lágrimas

Existen algunos senderos que forman parte de todas las rutas trazadas. Senderos que no se pueden esquivar. Senderos que habrá que recorrer si uno pretende seguir. Senderos donde aprenderemos lo que es imprescindible saber para acceder al último tramo

Para mí estos senderos inevitables son cuatro:

1. El sendero del encuentro definitivo con uno mismo, que yo llamo El sendero de la Autodependencia.

2. El sendero del encuentro con el otro, del amor y del sexo, que llamo El sendero del Encuentro.

3. El sendero de las pérdidas y de los duelos, que llamo El sendero de las Lágrimas.

4. Y el sendero de la plenitud y de la búsqueda del sentido, que llamo El sendero de la Felicidad.

A lo largo de mi propio viaje he vivido consultando los apuntes que otros dejaron de sus viajes y he usado parte de mi tiempo en trazar mis propios mapas del recorrido.

Mis mapas de estos cuatro senderos se constituyeron en estos años en hojas de ruta que me ayudaron a retomar el rumbo cada vez que me perdía.

Quizá mis libros puedan servir a algunos de los que, como yo, suelen perder el rumbo, y quizá, también, a aquellos que sean capaces de encontrar atajos. De todas maneras, el mapa nunca es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo. Sólo así llegaremos a la cima.

Ojala nos encontremos allí. Querrá decir que ustedes han llegado. Querrá decir que lo conseguí también yo!

nbas


No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----