------- ---------------------

..

..

        

                                        

14 de julio de 2011

Retirada, nada!

Cuenta una leyenda que durante la primera guerra mundial, durante un operativo militar, un escuadrón del ejercito de los Estados Unidos se encontraba en medio del campo de batalla, y en ese momento se vieron rodeados de soldados enemigos, entonces recibieron por radio la orden de retirarse, pero el general de ese batallón respondió las siguientes palabras:

-Retirada, nada. Acabamos de llegar, y no nos vamos hasta que termine la batalla!.

En ocasiones la vida nos pinta un cuadro similar al que estos soldados enfrentaban, cuando los problemas, dificultades y circunstancias de la vida nos rodean.

Y es que hay algo que a veces no entendemos, y no podemos evitar que el entorno afecte nuestra vida, y aunque muchos cristianos se la pasen renegando porque piensan que por creer en Dios quedan exentos de los altibajos de la vida, no debemos olvidar que Jesús dijo que en este mundo tendríamos muchas aflicciones, pero que deberíamos confiar, ...en que El ya venció a este mundo.

Por eso es que nuestra vida constantemente se ve afectada por los problemas, por la enfermedad, y miles de situaciones más, y es por eso que llegamos e pensar en dejarlo todo y salir corriendo, abandonar todo y volver atrás, entonces el enemigo pone en nuestras mentes el pensamiento de emprender la retirada, de abandonar todo por lo que has luchado y volver al lodo cenagoso de donde el Señor te saco.

Y si es cierto, el panorama no luce nada bien, y pensando humanamente, tal vez tienes todas las de perder, pero hoy Dios me puso en el corazón decirte que no importa cual sea la batalla en la que te encuentres, tal vez sea enfermedad, soledad, tristeza, escasez, etc. No te rindas, sigue luchando no permitas que el enemigo te gane la batalla, y cuando el diablo te diga que es tiempo de emprender la retirada, contéstale con autoridad:

-Retirada, nada si acabo de llegar, y lo mejor de mi vida está por llegar!.

La retirada solo la emprenden los cobardes, los valientes solo tienen dos opciones: ganar o morir en el intento, así que se valiente y recuerda:

Retirada ¡Nada!

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó”. (Romanos 8:37)


No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----