------- ---------------------

..

..

        

                                        

12 de julio de 2011

Cuando los hijos se van

CUANDO LOS HIJOS SE VAN, es sentir que una parte de tu vida se va con ella, es sentir que tu ser se desdobla y es expulsado con un dolor y fuerza que te deja tirada en medio de una soledad inmensa.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; es sentir que de pronto el polluelo que criaste desde muy pequeña, le salieron las alas y se prepara para volar, el vuelo sin retorno, el vuelo de la madurez y la experiencia, el vuelo de la vida y enseñanza.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; ves con asombro que los años transcurrieron tan rápido que de pronto no te diste cuenta que tu hija ya no era una chiquilla, si no alguien que quiere emprender y enfrentar a la vida; alguien que quiere valerse por si misma.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; sientes la ausencia del ruido estrepitoso de una radio encendida a todo volumen, la risa adolescente desbordante, las locuras y gritos de la euforia juvenil, sientes paz momentánea, pero a la vez un vacío infinito.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; recorres la habitación queriendo encontrar en cada prenda, en cada afiche, en cada recuerdo, la voz de tu engreída, la mirada rebelde de tu consentida, pero no la hallas, solo sientes la energía presente en ella.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; no es que se van, la vida se las lleva; en ti solo queda el gran recuerdo de su infancia, la algarabía y locura de su adolescencia,..Volverá, claro que sí; pero ya no como la inmadura adolescente, volverá con la madurez y tino para desarrollar las cosas.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; comprendes que los hijos son prestados, no son nuestros; tan solo pasan un cuarto de sus vida con nosotros, el resto lo pasará con su profesión y con su nuevo hogar; pero es tan difícil, tan lastimoso, poder entender esto.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; sabemos que es por el bien de ellas, sabemos que si se van es por buscar un mejor porvenir, un mejor futuro que el nuestro…tan solo le deseamos lo mejor y que todas las enseñanzas impartidas sean aplicadas en su nueva vida.

CUANDO LOS HIJOS SE VAN; una etapa de nuestra vida se esfuma y queda en el recuerdo, nos damos cuenta que ya nos hacemos viejos y que pronto nos quedaremos solas, es la ley de la vida, la ley de la evolución.

nbas



No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----