------- ---------------------

..

..

        

                                        

3 de abril de 2010

Ha Resucitado no está aquí

La Vida triunfó sobre la muerte para siempre.
Las armas victoriosas de Jesús son el amor, la humildad y la obediencia.
El enemigo arrogante, por matar al Siervo Doliente quedó el mismo vencido.
Se abre la tumba y se derrama sobre la tierra la misericordia.
Abranse los corazones a la misericordia.
Todo está orientado nuevamente al Hijo que da vida ¡Vida eterna!.

En Cristo todo alaba al Padre
“¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?” (1 Co 15,55)

Hoy el cielo y la tierra cantan "el nombre" inefable y sublime del Crucificado resucitado.
Todo parece como antes, pero, en realidad, nada es ya como antes.
Él, la Vida que no muere, ha redimido y vuelto a abrir a la esperanza a toda existencia humana. ‘Pasó lo viejo, todo es nuevo’ (2 Co 5, 17).

Todo proyecto y designio del ser humano, esta noble y frágil criatura, tiene hoy un nuevo ‘nombre’ en Cristo resucitado de entre los muertos, Porque "en Él hemos resucitado todos".





No hay comentarios:

 

--------------------- -------------------------------- ----